Revista Ecclesia » Los obispos portugueses, «satisfechos» por el fallo del Constitucional contra la Ley de la Eutanasia
Obispos Portugal Eutanasia
Destacada Internacional Última hora

Los obispos portugueses, «satisfechos» por el fallo del Constitucional contra la Ley de la Eutanasia

La Conferencia Episcopal Portuguesa (CEP) ha expresado su «satisfacción» por el fallo del 15 de marzo del Tribunal Constitucional contra la ley sobre eutanasia y suicidio asistido. La norma había sido aprobada por el Parlamento el 29 de enero por 136 votos a favor y 78 en contra. El fallo se fundamenta en el «carácter excesivamente indeterminado del concepto de sufrimiento intolerable» y «del concepto de lesión final de extrema gravedad» que contempla el texto, que deberá ser revisado. «Toda legalización de la eutanasia y el suicidio asistido es siempre contraria a la afirmación de la persona humana y a la Constitución de la República Portuguesa», recuerda el sacerdote Manuel Barbosa, secretario y portavoz de la CEP.

Conceptos «que no estaban claros»

La legislación para despenalizar la eutanasia había sido remitida al Tribunal Constitucional de manera preventiva por el presidente Marcelo Rebelo de Sousa por considerar que contenía conceptos que no estaban claros. El proyecto aprobado por el Parlamento señala, entre otras cosas, que las personas mayores de edad podrían solicitar asistencia para morir en caso de presentar una enfermedad terminal y sufrieran dolor «duradero» e «insoportable».
La despenalización de la eutanasia fue aprobada en la Cámara el 29 de enero tras un año de trámite parlamentario, con el apoyo de los grupos de izquierda, el rechazo de la derecha, y en medio de un tenso debate sobre la idoneidad del momento debido a la pandemia.

Cuando el Constitucional recibe una solicitud de inspección preventiva, es decir, antes de la promulgación de la ley, como ha ocurrido con la eutanasia, el caso se le pasa a un juez, que presenta un informe que después es discutido por los magistrados que luego votan la orientación de la sentencia. Posteriormente, con la orientación ya definida se elabora una sentencia, que también se discute y vota en el pleno. Este es el punto en el que se encuentra ahora mismo el Constitucional portugués.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa