Internacional

Los obispos de Perú contra la pena de muerte

peru

Los obispos de Perú contra la pena de muerte

La Conferencia Episcopal Peruana (CEP) ha vuelto a recordar su posición sobre la pena de muerte al mismo que ha aclarado que el último comunicado emitido sobre este tema «no es sesgado» y que «no es la primera vez» que la CEP se pronuncia sobre el particular puesto que «siempre ha defendido la vida desde el momento de la concepción hasta su término natural».

A continuación ofrecemos el texto completo del comunicado emitido hoy 9 de mayo de 2016 y màas adelante el comunicado emitido el 26 de abril de 2016.

– Comunicado aclaratorio sobre la Pena de Muerte

El Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Peruana, ante las diferentes reacciones en la prensa oral y escrita, surgidas a raíz del comunicado sobre la pena de muerte, emitido el 26 de abril del 2016, considera necesario expresar lo siguiente:

1. Agradece a todos los medios de comunicación que han dado a conocer dicho comunicado de forma íntegra o seleccionando lo que consideraron tenía mayor importancia.

2. Aclara que dicho comunicado no es sesgado ni tiene intención política; sino que expone la Doctrina Social de la Iglesia sobre la pena de muerte, fuera de cualquier contexto electoral y/o político.

3. Precisa que la Conferencia Episcopal Peruana ha manifestado su postura en múltiples oportunidades, tanto en lo que se refiere al respeto y cuidado de la vida, como a la realidad del matrimonio entre varón y mujer, rechazando con claridad y energía el aborto y la unión entre personas del mismo sexo.

4. Recuerda que en lo que se refiere a la pena de muerte, las declaraciones anteriores a la reciente, datan del 18 de junio de 1993, del 7 de septiembre del 2006, y hay otras. Esto indica que no es la primera vez que la Conferencia Episcopal y el Consejo Permanente se han pronunciado sobre el particular.

5. Deja constancia de que la Conferencia Episcopal Peruana siempre ha defendido la vida desde el momento de la concepción hasta su término natural, ha defendido la unión sacramental del matrimonio entre el varón y la mujer y en consecuencia ha rechazado siempre el aborto y la unión entre personas del mismo sexo.

6. Dios defiende la vida humana aún la del culpable, y la Iglesia, en fidelidad a la Sagrada Escritura, debe defenderla igualmente: Gn 4,15: “Y Yavé puso una marca a Caín para que no lo matara quien lo encontrara”. Jn 8,11: “Jesús le dijo: Tampoco yo te condeno. Vete y en adelante no vuelvas a pecar”. Ez 18,23: “Creen ustedes que me gusta la muerte del malvado? Dice Yavé. Lo que me agrada es que renuncie a su mal comportamiento y así viva”.
Lima, 9 de mayo de 2016

Consejo Permanente

Texto del comunicado anterior emitido el 26 de abril de 2016

– COMUNICADO SOBRE LA PENA DE MUERTE

El Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Peruana, haciéndose eco de la enseñanza de la Iglesia sobre la pena de muerte, tema planteado en el actual debate electoral, manifiesta lo siguiente:

La vida humana es un don de Dios, y por tanto se nos exige respetarla y protegerla desde el primer instante de su concepción hasta su término natural.

1. La Iglesia reconoce el “derecho y deber de la legítima autoridad pública  para aplicar penas proporcionadas a la gravedad del delito, sin excluir, en casos de extrema gravedad, el recurso a la pena de muerte” (Catecismo de la Iglesia Católica Nº 2266). Sin embargo, “los casos en que la ejecución del culpable sea una absoluta necesidad son muy raros si no prácticamente inexistentes” (San Juan Pablo II, Evangelium vitae, Nº 56).

2. El Papa Francisco ha afirmado que “hoy en día la pena de muerte es inadmisible”, y añade que “la pena capital es, además, un recurso frecuente del que echan mano algunos regímenes totalitarios y grupos de fanáticos, para el exterminio de disidentes políticos, de minorías, y de todo sujeto etiquetado como «peligroso» o que pueda ser percibido como una amenaza para su poder o para la consecución de sus fines” (Carta del 20 de marzo 2015 al Sr. Federico Mayor, presidente de la Comisión Internacional contra la pena de muerte).

3. Además, el Papa Francisco expresa que «todos los cristianos y los hombres de buena voluntad estamos obligados no sólo a luchar por la abolición de la pena de muerte, legal o ilegal, y en todas sus formas, sino también para que las condiciones carcelarias sean mejores, en respeto de la dignidad humana de las personas privadas de la libertad» (Idem).

Lima, 26 de abril de 2016

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.