Santiago de Compostela Provincia
Coronavirus Iglesia en España Noticias

Los obispos gallegos llaman a la prudencia frente al coronavirus

Los obispos de Galicia han emitido una nota conjunta en la que se suman a las medidas recomendadas por la Consellería de Sanidade. Son una serie de indicaciones «con el objetivo de extremar las medidas de higiene adecuadas en los actos litúrgicos, especialmente en aquellos que conlleven acciones de besamanos a imágenes religiosas u otras manifestaciones externas de piedad popular», ante la irrupción de esta patología, según explican los obispos de la provincia eclesiástica de Santiago de Compostela.

Los prelados invitan a «mantener la indicación de evitar dar la mano y otras formas de contacto físico en el rito de la paz» y recuerdan que, según lo previsto en las normas, «es posible también prescindir de este rito en estas circunstancias, e invitar directamente a la preparación para la Comunión».

Además, sugiere a los sacerdotes y los ministros extraordinarios «que distribuyen la comunión durante la Eucaristía, se laven las manos antes y después de este momento». Se aconseja a los sacerdotes que para ello «tengan un espray o líquido desinfectante en las sacristías y lo usen antes de celebrar los actos de culto».

También advierten que las muestras de devoción y afecto hacia las imágenes, «tan propias de este tiempo de Cuaresma y en la próxima Semana Santa, puedan ser sustituidas por otras como la inclinación de cabeza ante las imágenes sagradas del Señor, de su Madre o de algún otro santo de especial devoción. El día de Viernes Santo en la adoración de la Cruz utilícese la segunda forma. Es necesario evitar todo tipo de contacto físico con cruces, medallas, escapularios, etc. que ya hayan sido besadas por otros fieles, facilitando, además, una mayor rapidez que evite aglomeraciones innecesarias».

Prudencia pero no alarmismo

«La prudencia y la preocupación por el bien propio y del prójimo nos parecen razones suficientes para que también como Iglesia contribuyamos en lo posible a evitar circunstancias que puedan dar lugar a la expansión infecciosa del virus COVID-19», inciden los obispos. «Vivir con fe esta situación nos pide igualmente no dejarse dominar por el miedo, como si no tuviésemos esperanza, dando así testimonio del destino de vida al que estamos llamados por Dios; y procurar ejercer la caridad en los modos adecuados: que nadie quede abandonado en nuestras comunidades parroquiales, ni quede sin respuesta el prójimo que necesite nuestra ayuda».

Los máximos responsables de la provincia eclesiástica admiten participar de «la creciente preocupación, los temores y ansiedades de la población por la rápida propagación del coronavirus a nivel mundial», pero al tiempo agradecen «la generosa dedicación del personal sanitario y administrativo, auxiliares y voluntarios durante este periodo».

«Queremos vivir estos momentos de dificultad unidos, como Iglesia; y, por eso, junto con las medidas y propuestas anteriores y, a la espera de ulteriores medidas que pudieran emitir las autoridades sanitarias, invitamos insistentemente a todos los fieles de esta Provincia eclesiástica de Santiago de Compostela a ser constantes en la oración por la salud pública y la de todos los afectados, y a confiar siempre en Dios Padre», concluye el comunicado.

Print Friendly, PDF & Email