Internacional Última hora

Los obispos estadounidenses se suman a la petición del Papa en el 75 aniversario del bombardeo en Hiroshima

En el 75º aniversario del bombardeo de Hiroshima y Nagasaki, este 6 y 9 de agosto, los obispos de los Estados Unidos se han unido al pueblo japonés en oración para recordar a las víctimas y «por las generaciones que han seguido pagando las consecuencias sanitarias y ambientales de estos trágicos ataques». José H. Gómez, presidente de la Conferencia Episcopal (Usccb), se une «a la voz del Papa Francisco y a su llamamiento a nuestros dirigentes y a los del mundo para que perseveren en los esfuerzos por abolir estas armas de destrucción masiva, que amenazan la existencia de la humanidad en nuestro planeta».

En el mensaje, los obispos recuerdan «la violencia y la injusticia del pasado, podemos comprometernos a ser agentes de paz como Cristo nos llama a ser» e instan a «buscar siempre el camino de la paz y alternativas al uso de la guerra como medio para resolver los conflictos entre las naciones y los pueblos».

 

Una responsabilidad de todos

 

El 24 de noviembre de 2019, con ocasión de su viaje apostólico a Japón, el Papa Francisco subrayó que «esta responsabilidad pesa en la conciencia de todos», tanto de las naciones que poseen armas atómicas, como los Estados Unidos, que deben tomar la iniciativa de reducirlas, como de las que no las tienen, que «deben abstenerse de tratar de obtenerlas para que el artículo VI del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares sea un instrumento eficaz» para su completa eliminación.
«Con convicción, deseo reiterar que el uso de la energía atómica con fines de guerra es hoy más que nunca un crimen, no sólo contra el hombre y su dignidad sino contra toda posibilidad de futuro en nuestra casa común», insistió el Papa en su visita.

Print Friendly, PDF & Email