Internacional Noticias

Los obispos de la Coordinadora por Tierra Santa lamentan «el fracaso internacional para lograr la justicia y la paz»

«No debemos ignorar la voz de la gente en Tierra Santa», así rezan las primeras líneas del comunicado final de la Coordinadora de conferencias episcopales de Europa y América en apoyo a la Iglesia en Tierra Santa, que celebró su duodécimo encuentro anual en Jerusalén del lunes 13 de enero hasta este jueves. El encuentro de este año, explican, se ha valorado con tristeza «el fracaso de la comunidad internacional para ayudar a lograr la justicia y la paz aquí en el lugar del nacimiento de Cristo». A través del comunicado instan a los gobiernos «a hacer más para cumplir con sus responsabilidades de defender el derecho internacional y proteger la dignidad humana». Además, denuncian como en algunos casos «ellos se han convertido en cómplices activos de los males del conflicto y la ocupación».

Pérdida de la esperanza

Los obispos también advirtieren que las personas se enfrentan a una mayor «evaporación de la esperanza de una solución duradera». Ellos mismos han sido testigos de cómo «la construcción de asentamientos y el muro de separación está destruyendo cualquier posibilidad de que dos estados existan en paz».
Los obispos resaltan en sus líneas las condiciones de vida «insoportables» en las que se encuentran Gaza o Cisjordania, donde «se les niegan incluso los derechos básicos, incluida la libertad de movimiento» y se genera «una situación de abuso contra los derechos humanos así como una profunda crisis humanitaria».

Ayuda de los religiosos

En estas circunstancias, la coordinadora alaba «el testimonio y el sacrificio de hermanas religiosas, laicos y sacerdotes que se están acercando con respecto a cada lado para construir un futuro mejor para todos».
A modo de conclusión, los obispos marcan los objetivos a llevar a cabo por los gobiernos e instituciones en virtud de construir una solución política arraigada en la dignidad humana: «Insistir en la aplicación del derecho internacional; seguir el liderazgo de la Santa Sede en el reconocimiento del Estado de Palestina, atender las preocupaciones de seguridad de Israel y el derecho de todos a vivir con seguridad; rechazar el apoyo político o económico a los asentamientos y oponerse decididamente a cualquier acto de violencia o abusos de los derechos humanos por cualquier parte».
Los obispos firmantes, entre ellos Joan Enric-Vives Sicilia, arzobispo de Urgell, piden por último «orar y apoyar esta misión».

La Coordinadora por Tierra Santa

Esta Coordinadora «Holy Land Coordinación», fue establecida por sugerencia de la Santa Sede a finales de los años 90 con el fin de ofrecer apoyo a las comunidades cristianas del País de Jesús. La peregrinación es uno de los aspectos más interesantes de estos encuentros anuales. Obispos de Anglaterre y Gales, Estados Unidos, Canadá, Italia, Francia, Bélgica, Polonia, Austria, Alemania, España, Portugal, Islandia y Países nórdicos y Sudáfrica, visitan las comunidades católicas y participan diariamente en la liturgia. Otro punto de interés es el conocimiento que reciben de las obras de desarrollo y el apoyo a la tarea de los cristianos en Tierra Santa, y fomentan el diálogo con miembros de las comunidades locales y figuras políticas de Israel y Palestina.

Print Friendly, PDF & Email