Internacional Última hora

Los obispos de la COMECE piden reconocer a los migrantes y refugiados «como personas y no como números»

Tras las medidas del nuevo pacto europeo sobre migración y asilo propuesto por la Comisión Europea el pasado 23 de septiembre, los obispos de la COMECE han hecho público un comunicado en el que animan a la Unión Europea y a sus estados miembros «a actuar conjuntamente con medidas concretas en materia de atención hacia los migrantes y refugiados».

Teniendo en cuenta «las disfunciones de los actuales sistemas de migración y asilo», junto a «las dramáticas situaciones que han afectado recientemente a muchos migrantes y sus familias», los obispos de Europa han acogido con satisfacción la iniciativa de la Comisión Europea de definir un nuevo marco global con el objetivo de crear un mecanismo de gestión de la migración justo y predecible que refuerce la confianza entre los estados miembros.

Protección de la dignidad humana

De cara a futuras negociaciones, la COMECE ha animado al Parlamento Europeo y al Consejo «a dar prioridad a la protección de la dignidad humana y la promoción del bien común». Los obispos, además han instado «a reconocer a los migrantes y refugiados como personas con dignidad y derechos básicos, no como números». En palabras del Papa Francisco, han expresado, «los migrantes tienen un nombre, un rostro y una historia, así como el derecho inalienable a vivir en paz y aspirar a un futuro mejor para sus propios hijos».

No obstante, han querido destacar que el paquete de medidas propuesto por la Comisión Europea «incluye una serie de avances positivos, como el trato especial en la frontera para los menores no acompañados, una respuesta más rápida a los solicitantes de asilo, aclarar los derechos y deberes del acceso de los inmigrantes para poder beneficiarse de los derechos sociales europeos, allanando el camino para la residencia de larga duración». Por lo tanto, ha argumentado que «se deben proteger a los solicitantes de asilo y a sus familias, cumpliendo la obligación de no devolución al país donde se encontraban en riesgo y apoyando su resiliencia y su plena inclusión en la sociedad de acogida».

Potenciar vías legales para el acceso a Europa

El refuerzo de la política de retorno incluida en el paquete de medias «debe equilibrarse», según la ha afirmado la COMECE, «con un enfoque más generoso hacia los inmigrantes sociales y económicos, abriendo vías legales más amplias para su acceso regular a la Unión Europea en un espíritu de hospitalidad fraterna». Por último, han insistido en el llamamiento del papa Francisco para evitar «que el mar Mediterráneo se convierta en un gran cementerio», y de esta forma han solicitado «que el rescate de personas en peligro en el mar sea una obligación moral y legal que debe ser respetada por todos los actores estatales y no estatales»

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME