Revista Ecclesia » Los obispos de Chile piden nuevamente perdón a las víctimas de abusos en su mensaje de Cuaresma
Los obispos de Chile piden nuevamente perdón a las víctimas de abusos en su mensaje de Cuaresma
Internacional Última hora

Los obispos de Chile piden nuevamente perdón a las víctimas de abusos en su mensaje de Cuaresma

Los obispos de Chile vuelven a pedir perdón a las víctimas de abusos sexuales. Lo hacen en su mensaje para la Cuaresma que comienza hoy, 17 de febrero, Miércoles de Ceniza. «Los pastores de la Iglesia pedimos una vez más perdón a Dios y a nuestros hermanos y hermanas que han sido abusados, maltratados, excluidos o ignorados por algunos de sus ministros», dicen en él. Y añaden: «Una sincera conversión solo brota de un corazón arrepentido y dispuesto a curar el daño provocado, acompañar al herido en su camino y recomenzar desde Cristo».

El Comité Permanente del Episcopado invita a los fieles a meditar con corazón sincero la Palabra de Dios, más allá de las posibilidades que se tenga de poder participar en la Santa Misa bien presencialmente bien mediante los medios telemáticos, que —recuerda— permiten vivir «este profundo signo de humildad sin poner en riesgo nuestra salud ni de los demás».

Es tiempo de oración, ayuno y abstinencia. «La vía de la pobreza y la privación (el ayuno), la mirada y los gestos de amor hacia el hombre herido (la limosna) y el diálogo filial con el Padre (la oración) nos permiten encarnar una fe sincera, una esperanza viva y una caridad operante», recuerda el episcopado con el Papa Francisco.

Solidaridad y cercanía

La institución que preside el obispo electo de Valdivia, Santiago Silva Retamales, se hace eco de la situación que está viviendo el país a causa de la pandemia. Agradece, en primer lugar, las «innumerables expresiones de fraterna solidaridad, caridad y cercanía» que están demostrando parientes, vecinos y amigos de las víctimas del virus, así como «el compromiso profesional de quienes trabajan sirviendo a los enfermos en hospitales y centros de salud». Invitan los obispos a la población, asimismo, a acudir «de manera responsable y solidaria» a los centros de vacunación, de acuerdo a los planes establecidos por la autoridad sanitaria, para recibir la vacuna, pues —afirman— no hay razones fundadas para sospechar que las vacunas sean dañinas ni objeto de un reproche moral.

Pero al mismo tiempo, lamentan la situaciones de violencia que se están dando, más allá de la terrible pérdida de vidas humanas, con «agresiones a personas, casas, reparticiones públicas, medios de transporte e incluso lugares de culto de distintas confesiones religiosas».

Campaña de Fraternidad

En Chile se viven hoy tiempos de austeridad, y el mensaje cuaresmal menciona también el incremento de la migración y la situación de especial vulnerabilidad que viven las personas llegadas de otros países. «Como sociedad, no podemos desentendernos» de sus dramas, dicen los obispos, que han hecho de la atención a los inmigrantes una prioridad en la campaña «Cuaresma de Fraternidad» de este año.

Al mismo tiempo señalan que, nunca pero mucho menos en estos tiempos que corren, «el derroche y el despilfarro no tienen cabida en una sociedad que busca superar sus desigualdades».

Es tiempo de conversión. Es tiempo de vivir y dar esperanza, a veces simplemente siendo amable, dejando a un lado las prisas y regalando una sonrisa, como dice el Papa Francisco en su encíclica Fratelli tutti. «Así como la Cuaresma es un camino para creer y ser testigos de un tiempo nuevo, ayudemos con nuestras actitudes personales, familiares y cívicas a que las generaciones jóvenes sigan creyendo en Chile y en los valores humanos y cristianos que a lo largo de la historia han inspirado a nuestra sociedad».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa