Iglesia en España Última hora

Los obispos catalanes esperan que «en nuestro país y en todo el mundo se trabaje conjuntamente por una recuperación que no deje atrás a nadie»

El pasado martes los obispos catalanes insistieron en su reunión mensual en «atender las recomendaciones que las autoridades sanitarias indican para evitar los peligrosos rebrotes de la pandemia. Tras dialogar sobre el retorno progresivo a la normalidad de las celebraciones litúrgicas y la actividad pastoral en las parroquias y templos de las 10 diócesis con sede en Cataluña en el momento que está a punto de finalizar el estado de alarma, tuvieron un recuerdo especial para países como América Latina y Africa donde «la pandemia ha causado y aún causa estragos entre la población y provoca una crisis social con graves consecuencias económicas, que se manifiestan sobre todo en la pérdida de muchos puestos de trabajo». Por eso, los obispos «esperan que en nuestro país y en todo el mundo se trabaje conjuntamente por una recuperación que no deje atrás a nadie».

Entre otros temas que dialogaron pusieron sobre la mesa cuestiones relativas «al mundo educativo en las escuelas y en el tiempo libre, que se ven muy afectados por las medidas drásticas que reclaman las autoridades, sobre todo se han preocupado por la atención sociosanitaria a los ancianos». Así, valoraron mucho «el servicio de los educadores, con tantas iniciativas para acompañar a los niños y jóvenes en este verano», y en especial valoraron «el trabajo ejemplar de tantas comunidades religiosas, de tantos patronatos y de tantas personas que trabajan y colaboran en los centros residenciales para personas mayores, tanto durante el periodo de confinamiento como en el actual momento de desconfinamiento». «Debe ser una prioridad atender con profesionalidad y con proximidad a los ancianos y también a los niños y adolescentes», indicaron. Ante la muerte de tantos ancianos, los obispos se manifestaron tristes y expresaron la necesidad de «afirmar los principios de igualdad de tratamiento y de derecho universal a la asistencia sanitaria para todos, especialmente para aquellos que tienen más fragilidad y debilidad».

Por otra parte, Francesc Pardo presentó el informe anual de Catalonia Sacra correspondiente al año 2019, así como también los objetivos de la agenda de este 2020, que se presentaron en la Basílica de la Sagrada Familia de Barcelona el pasado 11 de marzo. El Informe destaca la labor positiva de la Iglesia católica en favor del patrimonio cultural, y el esfuerzo económico y personal que realiza tanto con respecto a la restauración de los bienes como a su conservación y difusión.

Por último, aprobaron la versión catalana de los textos de la «Misa en tiempos de pandemia» que recientemente aprobó la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, así como la versión catalana de los textos de la memoria de Nuestra Señora de Loreto, que se celebra el 10 de diciembre. Finalmente, exhortaronn a «los cristianos a confiar en el amor fiel de Dios, que no abandona nunca a su pueblo en el momento de la prueba, y a vivir este tiempo con valentía para poder estar al lado de todos con gestos concretos de solidaridad y de amor».

Print Friendly, PDF & Email