Revista Ecclesia » Los obispos argentinos rezan en Luján por el Papa Francisco
conferencia-episcopal-argentina

Los obispos argentinos rezan en Luján por el Papa Francisco

Los obispos argentinos rezan en Luján por el Papa Francisco

El plenario de obispos rezó este viernes por las intenciones del papa Francisco en la basílica de Nuestra Señora de Luján, donde el cardenal Estanislao Esteban Karlic, arzobispo emérito de Paraná, destacó que tanto el pontífice argentino como el papa emérito Benedicto XVI son “apasionados de la verdad” y humildes servidores de Dios. 

“Venimos a agradecer, más aún, a Jesucristo, nuestro Salvador, que nos ha regalado a María y ahora nos regala a Francisco, como extendiendo otra vez el don de sí mismo, porque por el Papa se extenderá la redención”, subrayó.

“Queremos agradecer el amor que nos antecede, el de Dios y el de María, que es la primera que había recibido al Señor para interceder por nosotros, para que acogiendo la participación en el amor por el ministerio del Papa Francisco, continuemos en el tiempo la historia de la vida nueva y de la caridad. Debemos ser agradecidos, porque el amor empieza en Dios”, agregó.

La misa en el santuario mariano fue presidida por el arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Agustín Radrizzani, y concelebrada por un centenar de obispos, que se trasladaron en micros desde Pilar, donde hasta mañana sesiona la asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina.

El cardenal Karlic sostuvo que “pedimos a la Virgen que acompañe a nuestro pueblo en el seguimiento de Francisco en este camino de la nueva vida de la fe, la esperanza y la caridad”.

Los obispos, que sesionan en la casa de ejercicios El Cenáculo-La Montonera, de Pilar, decidieron este gesto de ir al santuario de la Virgen después de recibir una carta del pontífice.

En esa misiva, el Papa alienta a sus “hermanos” en la tarea misionera y les agradece “todo lo que hacen y por todo lo que van a hacer”.

“Que el Señor nos libre de maquillar nuestro Episcopado con los oropeles de la mundanidad, del dinero y del clericalismo de mercado”, subraya.

Francisco recuerda, además, que “la Virgen nos enseñará el camino de la humildad y ese trabajo silencioso y valiente que lleva adelante el celo apostólico”.

Los obispos respondieron esa carta del Papa con otra, cuyo contenido no fue difund



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa