Internacional

Los niños de Primera Comunión de La Rioja donan 15.000 euros para una escuela en Mapfumo, Zimbabwe

niños zimbawe

Los niños de Primera Comunión de La Rioja donan 15.000 euros para una escuela en Mapfumo, Zimbabwe

El sacerdote riojano Carmelo Pérez-Aradros León, misionero en Zimbabue, país en el sur de África donde ejerce su labor misionera desde el año 1988, escribe a los niños de La Rioja de Primera Comunión:

“Os quiero presentar a grandes rasgos el proyecto que habéis apadrinado los niños y niñas riojanos que tomasteis el año pasado la primera comunión. El titulo del proyecto es ‘Escuela Primaria Mapfumo’ este nombre en la lengua Shona significa lanzas, y es el nombre de la escuela. El proyecto ha sido para esta escuela, y también para un centro pastoral donde reciben formación todo tipo de personas. Es un proyecto educativo en una zona rural. Con vuestro generoso donativo de más de 15.000.00 euros que traducido a la moneda local, el dólar americano supuso 20.480,00, hemos hecho bastantes cosas, entre ellas hemos comprado también un generador y unos ordenadores.

La escuela primaria de Mapfumo, es una escuela rural, se encuentra muy cerca de Gokwe (15 kilómetros): capital del distrito de Gokwe South, (distrito es equivalente a nuestras provincias), y está ubicada dentro de la provincia de Midlands (la provincia equivale a nuestras autonomías). La población pertenece a la etnia Shona, la mayoritaria en Zimbabue, ya que son el 80% de los 12 millones de habitantes con que cuenta el país. La zona esta densamente poblada, y no hay otra escuela primaria a diez kilómetros a la redonda. Esta escuela fue fundada en 1956 por la Iglesia católica, a la que perteneció hasta 1973, en que pasó a depender del gobierno, desde el año 2011 ha vuelto a titularidad de la iglesia católica otra vez. Queremos imbuirla de unos ideales de disciplina, honestidad y trabajo, no solo de medios materiales. Dar oportunidad a estos niños y niñas para que tengan un futuro mejor.

Es un proyecto que no nace de mi iniciativa, sino de ellos, que lo necesitaban desesperadamente. Son niños y niñas pobres, que, algunos de ellos, tienen que andar hasta 10 km para asistir a clase, pero con muchas ganas de aprender, y se portan muy bien. Me habían pedido reiteradamente la mejora de sus aulas, mobiliario escolar y libros.

Seguro que estamos de acuerdo que unos de los pilares del desarrollo de un país es la formación de sus ciudadanos, por eso el proyecto ayudará a 687 chicos y chicas de 5 a 14 años, y a 20 maestros.

Además de vuestra generosa ayuda, hemos contado con recursos humanos, que ayudaron en todo momento para lo que fue necesario.

En shona tenemos este dicho: ‘Kusatenda uroyi’ que viene a decir en español ‘De bien nacidos es ser agradecidos’, por lo tanto GRACIAS, muchas gracias. Tatenda, tatenda chaizvo.

En mi nombre y especialmente en el de los niños y niñas y de los maestros. Aprovecho también para dar las gracias públicamente a la delegación, de misiones: a Don Jesús María Peña y equipo, y a don Juan José, nuestro obispo diocesano, que años atrás me ayudaron en la reforma de dos clases, y en la profunda renovación de cuatro casas de maestros, además de mobiliario y material escolar para la misma escuela. Cualquier cosa que preguntéis, os contestaré lo más pronto posible. Reitero mi agradecimiento, en nombre de los profesores, niños y niñas a los que habéis ayudado. Estad alegres y agradecidos de gozar de buenas condiciones para vuestra formación, y sed siempre generosos con los niños y niñas menos afortunados. Que Jesús y María sean vuestros amigos del alma ahora, y siempre”.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email