Revista Ecclesia » Los Misioneros Claretianos celebran en Roma su capítulo general en el que elegirán nuevo gobierno
Internacional Última hora

Los Misioneros Claretianos celebran en Roma su capítulo general en el que elegirán nuevo gobierno

Desde el día 15 de agosto los Misioneros Claretianos se preparan para elegir a un nuevo gobierno general para el período 2021-2027, y para marcar las prioridades de vida y misión de la congregación. Se trata del XXVI capítulo general que evaluará la situación de la congregación y escuchará los informes presentados por su consejo general.

Este encuentro, organizado según las Constituciones de la congregación aprobadas por la Iglesia y tras pedir de la Santa Sede algunas orientaciones para su realización en tiempos de pandemia, debe congregar a 78 misioneros, procedentes prácticamente de los cinco continentes. La asamblea, a la que algunos religiosos asisten en razón de sus cargos y otros son directamente elegidos por sus hermanos, reúne a misioneros de edades muy diversas y diferentes lenguas, representando a los treinta y un organismos mayores de la congregación.

Yolanta Kafka acompañará la asamblea

Preside el encuentro Mathew P. Vattamattam, elegido superior general de los misioneros hace seis años. Le acompañan en la mesa presidencial Gonzalo Fernández Sanz y Joseba Kamiruaga, castellano-leonés y vasco, que han formado parte del gobierno general durante este sexenio.

Con el beneplácito de los capitulares y dando pie a una experiencia no tenida hasta ahora por los claretianos, dos personas que no forman parte del capítulo acompañarán la celebración de la asamblea facilitando el diálogo, el discernimiento y la oración. Se trata de Yolanta Kafka, superiora general de las Religiosas de María Inmaculada (Misioneras Claretianas) y de la Unión Internacional de Superioras Generales, y del misionero claretiano Paulson Veliyannoor, profesor del Instituto Teológico de Vida Religiosa de Madrid y miembro del equipo ‘fragua’ de animación espiritual.

Cerca de 3.000 claretianos

La congregación sigue rondando los 3.000 miembros, aunque en 2020 el número de fallecidos ha superado al de años anteriores. El covid se ha cobrado la vida de más de veinte misioneros. Prolongando la tendencia detectada en las últimas décadas a una mayor presencia claretiana en Asia y África, el número de misioneros en ambos continentes sigue creciendo. Uno de cada tres claretianos vive ya su vida consagrada en Asia y Oceanía; uno de cada cuatro lo hace en América.

Hace seis años, cuando la congregación celebró su último capítulo, los claretianos anunciaban el evangelio de más de sesenta naciones; hoy lo hacen en 69. A la lista se han añadido en este sexenio Burkina Faso, Chad, Birmania, Bangladesh, Nueva Zelanda y Ucrania.

En España, 503

Al comenzar 2021 los claretianos nacidos en España eran 503; más de cien de ellos viven su ministerio en otras partes del mundo. Tras reorganizarse, hoy son tres las provincias claretianas con casas en España; las tres (llamadas de Fátima, San Pablo y Santiago) tienen también presencias misioneras en otras regiones de Europa y África.

La Congregación, que cuenta con más de 2.200 sacerdotes, está también formada por 135 misioneros hermanos, 84 novicios y 542 misioneros en formación (profesos que se preparar para los votos perpetuos o el ministerio ordenado). 536 jóvenes se han incorporado a la comunidad claretiana en el período 2015-2020, en el que 340 emitieron su profesión perpetua.

Aunque parece difícil de creer desde la vieja Europa, mientras que los mayores de 65 años representan el 22 % de los claretianos, los menores de 42 suponen el 38 %.

Quince de los setenta y ocho miembros de la asamblea capitular han nacido en España. Tres han formado parte del gobierno general saliente; ocho representan a las provincias con actividad misionera en España; otros llevan más de veinte años en diversas partes del mundo (Asia Oriental, América del Sur, Centroamérica y Caribe).

La presencia de misioneros claretianos de otros países ya es normal en Cataluña, la comunidad de Madrid, el País Vasco, Castilla-León, las comunidades formativas de Granada y Colmenar Viejo y algunos lugares emblemáticos de la congregación como Vic o Barbastro.

Marcar prioridades

En las próximas semanas, tras tres días de retiro, el capítulo evaluará la situación de la congregación y escuchará los informes presentados por su consejo general. Días después procederá a elegir al superior general y su consejo para el período 2021-2027 y a marcar las prioridades de vida y misión de la congregación en muy diversas áreas (espiritualidad, economía, acción apostólica, gobierno, formación, pastoral de jóvenes…).

Los participantes en el capítulo general de 2015 -en el que los hoy obispos Luis Ángel de las Heras (León, España), Josep Maria Abella (Japón), Leo Dalmao (Filipinas) y Hillary Dachelem (Nigeria) y el cardenal Aquilino Bocos participaron como sacerdotes- recuerdan como muy impactante y orientador el encuentro de los capitulares como el papa Francisco, que se dirigió espontáneamente a los claretianos completando con sus palabras un texto que les entregó escrito.

Intensa experiencia del Corazón de María

Como en aquel encuentro destacó el mismo Papa, las presencias apostólicas de los misioneros claretianos son muy diversas aunque en ellas se perciban un espíritu de familia común y una intensa experiencia del Corazón de María. A través de 520 comunidades, atienden parroquias en los cinco continentes, tienen importantes presencias en el mundo de la educación, acompañan a la vida consagrada y alimentan la reflexión específica sobre ella en muchas partes del mundo, y en algunas regiones destacan por la pastoral bíblica, su presencia en el mundo de las comunicaciones, el acompañamiento de la religiosidad popular y muy diversos proyectos relacionados con la dimensión social de la fe, la justicia, la promoción del espíritu misionero, el cuidado integral de la persona, de sus derechos y del planeta…

Conversaciones entre la familia claretiana

Como novedad de esta experiencia capitular, toda la congregación inició hace más de un año una etapa de conversaciones a la luz de la fe y de la experiencia de encuentro con el Resucitado en la que los misioneros se sentaron a dialogar entre ellos y con un buen número de laicos, personas consagradas y sacerdotes con los que comparten camino y misión. Los miembros del capítulo han recibido antes de llegar una síntesis de las 418 conversaciones que a pesar de la pandemia han podido mantenerse a lo largo y ancho del mundo, síntesis que ya están usando para seguir dialogando y sobre todo buscando el querer de Dios deseando servir siempre el Evangelio a los más pobres.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa