Congreso de Laicos

Javier García: «Los jóvenes son los mejores evangelizadores en el primer anuncio»

«Despertar a los jóvenes para que se conviertan en evangelizadores». Este es el objetivo en el que ha profundizado el delegado de pastoral juvenil de la archidiócesis de Santiago de Compostela ha explicado cuáles son los frutos del proyecto diocesano para jóvenes mayores de edad: «Una luz la noche».

«Cada dos meses organizamos este encuentro: una tarde de formación y oración, de compartir juntos hasta la cena. ¿Pero qué se ve de cara al exterior? Se abre una iglesia hasta las dos de la mañana donde hay jóvenes que rezan por otros que salen de dos en dos, como en en Evangelio. Hay otros que acogen y también algunos que se dedican a preparar la música para ambientar».

Un ejercicio «en salida» que pretende «revolucionar» y «dar herramientas para salir a la calle a través de una invitación muy explícita, un diálogo con la gente de la calle en el que la finalidad no es convencer, sino invitar y que la gente decida».

La invitación es clara «la Iglesia está abierta y Jesús te espera». A través de esta invitación se genera una conversación que acaba con un pequeño testimonio. «Es muy enriquecedor y se ven reacciones muy diversas y que abren el corazón».

El delegado gallego ha explicado que tras el encuentro de pastoral juvenil celebrado en Valencia en el año 2012, las diócesis comenzaron a importar muchos modelos de primer anuncio con los jóvenes que quizá ahora «han ido bajando de intensidad». Por eso hay que intentar «seguir despertando evangelizadores». De hecho desde la Pastoral Juvenil de la CEE se ha hecho una experiencia de conversión pastoral «Despertando Evangelizadores», presentado como paraguas del taller del primer anuncio en este congreso «con el que se busca, que como dice el Papa, volver al corazón de nuestra tarea pastoral con el primer anuncio».

Por último ha defendido el papel de los laicos asociados que crezcan en responsabilidad y en los puestos «decisivos» De la Iglesia, «laicos formados que se nutran también de la propia Iglesia donde ellos protagonicen su papel dentro de la misma».

Print Friendly, PDF & Email