Iglesia en España Internacional Última hora

Los jesuitas piden la verdad en el juicio que hoy comienza en Madrid por los mártires de la UCA

Hoy comienza, en la Audiencia Nacional, la vista pública del juicio contra Inocencio Montano, excoronel y exviceministro de Defensa salvadoreño por su presunta participación en el asesinato de seis jesuitas y dos trabajadoras en la Universidad Centroamerica (UCA) de El Salvador el 16 de noviembre de 1989. Cinco de ellos compañeros eran españoles. «Desde la necesidad de la justicia universal, es positivo que juicios como el que comienza el lunes puedan tener lugar», ha destacado Antonio España, el provincial de los jesuitas españoles. «Ha recordado también que «sigue pendiente que se conozca toda la verdad y se deduzcan las responsabilidades respectivas».

Al mismo tiempo, reconoce que hubiera sido deseable celebrar el juicio en El Salvador, «por el significado simbólico y restaurativo que hubieran podido tener para el país y por poder representar con las víctimas de la UCA a las miles de víctimas salvadoreñas que quedaron en el anonimato». Además, Antonio España ha mostrado el «respaldo a la provincia centroamericana de los jesuitas en su búsqueda por la justicia durante los últimos treinta y un años respecto a este y otros casos de la guerra que afecto a El Salvador entre 1981 y 1992 y que provocó casi 80.000 víctimas».

Verdad y perdón

La provincia jesuita de El Salvador recordó ayer, en un comunicado, «su disposición a perdonar a quienes planearon y ejecutaron este horrendo crimen». Para ello, afirman, es necesario conocer la verdad y adjudicar responsabilidades, «tarea que le corresponde al poder judicial, para que posteriormente se pueda  ofrecer el perdón»

Por ello, los jesuitas salvadoreños piden al coronel Montano «aprovechar esta gran oportunidad» y ponerse «del lado de la verdad y la justicia, dando a conocer todo lo que sabe sobre dicho crimen». Montano es uno de los 17 militares contra los que se sigue el proceso, y que pudo ser extraditado a España en 2017 al haber estado preso en Estados Unidos por mentir a las autoridades migratorias. Para los jesuitas, «la importancia de este momento está en relación al aporte que se haga al esclarecimiento del crimen y conocimiento de sus responsables últimos».

Print Friendly, PDF & Email