Iglesia en España Última hora

Los jesuitas alertan del peligro de culpar al extranjero por la pandemia

Uno de los  mecanismos más extendidos a lo largo de la historia cuando llega una epidemia es buscar culpables. Ante ello, uno de los posibles riesgos es «etnificar» la pandemia. De ello se ha alertado en el último webinar organizado por el Instituto de Estudios Migratorios (IUEM) de la Universidad Pontificia Comillas, en el que han participado Juan Iglesias, investigador del IUEM, y Avelino Chico SJ, profesor  de la Universidad Católica de Angola.

«Hay un peligro de etnificar el malestar social, cuando en realidad es un problema más de fondo», ha afirmado Juan Iglesias. «Ver a la población inmigrante como ‘supercontagiadores’ es un problema, y se da debido a mucha desinformación, como en el rebrote de Málaga», ha comentado. En definitiva, hay un «malestar social que comparten migrantes y muchos españoles, mientras hay una población muy bien asentada, es necesario actuar en los debates que se están dando en nuestro país».

Al mismo tiempo, Iglesias ha destacado unos datos esperanzadores. «Desde 2008, los datos y las encuestas muestran que la xenofobia y el racismo han descendido en España. Seguimos teniendo problemas, y los migrantes viven en los barrios más poulares. Ahí claro que podemos hablar de un prejuicio étnico, pero también de situaciones de coexistencia tranquila. El problema es que haya mensajes de partido y propuestas que quieran explicar todos los problemas por la población migrante», ha señalado Iglesias.

En el diálogo, Avelino Chico, desde su experiencia en Angola, ha mostrado que en los países africanos también se ha dado racismo a causa de la pandemia. «En el caso de Angola, los primeros casos fueron importados por portugueses y chinos, y empezó a haber muestras de racismo. Pero como suelen ser empresarios, han donado alimentos y han conseguido que la población los vea de mejor manera», ha relatado. Algo parecido sucedió, ha contado Chico, con los inmigrantes de Guinea Conakri en Angola. «Hubo uno que contagió a medio barrio. Luego pidió perdón, y los guineanos decidieron donar alimentos, y así también influyeron en la opinión pública», ha explicado.

Oportunidad para cambios

Chico ha destacado que esta  es una oportunidad para los cambios. En concreto, a nivel institucional, ha señalado que en la Unión Africana está cerca un pasaporte africano que permita la libre circulación entre los países que la componen, al estilo del espacio Schengen. «Ya se está hablando, y terminarán haciéndolo», ha dicho. También ha explicado como en muchos lugares donde no llegaba el agua corriente se ha instalado a causa de la pandemia para facilitar la higiene y el lavado de manos.

En sentido parecido, ha señalado que en varios países africanos sería muy fácil hacer regularizaciones extraordinarias. «Mucha inmigración es por motivos étnicos, tienen ya lazos con el país al que van. Sería muy fácil hacer una regularización. Europa va delante en eso», ha señalado Chico. En cuanto a España, esa posibilidad podría existir. «Estaría muy de acuerdo, aunque no es el problema principal», ha  indicado Iglesias. Para ello, ha aportado el dato de que el 93% de la inmigración en nuestro país está regularizada, frente a solo un 7% que no lo está. Sí ha señalado que «se avecina un contexto socioeconómico muy duro».

Al mismo tiempo, Iglesias ha apuntado que «no hay que esperar un año cero poscovid, sino que se podrán apreciar las tendencias generales que ya existían». Esas tendencias implican un aumento de las migraciones por motivos laborales, muchas veces de demandas nacidas en los países receptores.

Print Friendly, PDF & Email