Cultura Iglesia en España Nacional

Los incunables, objeto de estudio de las XXVII Jornadas FADOC

Los incunables, objeto de estudio de las XXVII Jornadas FADOC

La Facultad de Ciencias de la Documentación celebra el 25 y 26 de abril sus jornadas anuales, dedicadas en esta ocasión a los incunables, obras impresas antes de 1501 y que guardan características similares al libro manuscrito.

Coordinadas por el profesor Fermín de los Reyes, estas XXVII Jornadas FADOC «En la cuna de la imprenta: incunables, control y patrimonio» reúnen a 18 especialistas para compartir y debatir desde diversas perspectivas sobre estos «míticos impresos», como los denominó en el acto inaugural el propio Fermín de los Reyes. En paralelo a las jornadas, la Facultad acoge la exposición «La imprenta incunable en España», en la que se explica cómo era el funcionamiento de las primeras imprentas, mostrando materiales tipográficos, una réplica de una primitiva imprenta a pequeña escala, y algunos incunables originales, entre los que destaca la Bula para la catedral de El Burgo de Osma, impreso en 1498 por Arnao Guillén de Brocar, también autor de la impresión de la Biblia Políglota Complutense.

Como destacó el decano de la Facultad, José Luis Gonzalo, la decisión de dedicar este año las Jornadas FADOC a los incunables coincide con la celebración del 550 aniversario de la muerte de Johannes Guttemberg, «inventor de la impresión con tipos móviles metálicos en Europa, que no en China». De acuerdo con el decano, los incunables continúan siendo uno de los episodios más transcendentales de la historia del libro, y constituyen un campo de investigación extraordinario.

Precisamente de poner en común esas investigaciones y debatir sobre aspectos tan importantes como análisis e identificación, sus características, comercio, control o patrimonio, tratan, según explicó Fermín de los Reyes, estas jornadas. «La aceptación ha sido muy amplia, llegando a las 140 inscripciones. Han venido investigadores, bibliotecarios, estudiantes, divulgadores… procedentes de muchísimos lugares: Alcalá, Coimbra, La Coruña, Teruel, Toledo, Zaragoza…». También la procedencia de los ponentes es muy diversa: Biblioteca Nacional, CSIC, ENED, Archivo Histórico Nacional, Institución Colombina, Rebium o las universidades Camilo José Cela, Pontificia de Comillas «y, por supuesto, la Complutense, que es puntera en estos estudios«, afirmó el coordinador, quien puso en relación con las un proyecto de investigación que él mismo dirige sobre incunables con financiación del Mineco y las actividades del grupo Bibliopegia, que codirige con el profesor Antonio Carpallo.

La exposición «La imprenta incunable en España», que se puede visitar hasta el 11 de mayo en la sala de exposiciones de la Facultad, está comisariada junto al profesor De los Reyes por Susana López del Toro, una de las mayores coleccionistas de libros en miniatura del país. La muestra hace un repaso a la introducción de la imprenta en España, situando como punto de partida la impresión del Sinodal de Aguilafuente en 1472, que contiene las actas del sínodo que se celebró en esta villa segoviana, y que está considerado el primer texto impreso español. Tras su llegada a Segovia, se tiene constancia del uso de imprentas en Barcelona, Valencia o Sevilla, en 1473, Zaragoza, en 1475, y La Puebla de Montalbán, hacia 1476.

Fuente: Tribuna Complutense
Texto: Alberto Martín,
Fotografía: Jesús de Miguel

 

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.