sierra-leona
Internacional

Los hermanos de San Juan de Dios y el fin de la epidemia de Ébola en Sierra Leona

Los hermanos de San Juan de Dios y el fin de la epidemia de Ébola en Sierra Leona

El sábado día 7 de noviembre, la Organización Mundial de la Salud ha dado por terminada la epidemia de Ébola en Sierra Leona. Para declarar el fin del Ébola deben pasar 42 días, que corresponden a dos ciclos de incubación del virus, desde el día en que la última persona con Ébola se ha sometido a un segundo test sanguíneo negativo al virus. Desde el sábado pasado Sierra Leona ha entrado en el periodo de 90 días, considerado de alta vigilancia, que concluirá el 5 de febrero de 2016. Esta nueva fase es crítica y hay que garantizar la identificación inmediata de posibles casos nuevos.

La declaración del fin de la epidemia se ha hecho pocos días después de la visita a Sierra Leona de una delegación del Parlamento Europeo, en el marco de la cual – gracias a la contribución de la oficina Hospitality Europe de Bruselas – se programó una visita del Hospital San Juan de Dios de Lunsar.

La visita del hospital de la Orden en Lunsar tuvo lugar el miércoles día 4 de noviembre y la delegación fue recibida por el director del hospital, el Hno. Michael Koroma, por el personal local y por los médicos voluntarios italianos presentes en el lugar.

La estancia en Sierra Leona ha permitido a los representantes de las Instituciones europeas evaluar la situación del país y las consecuencias a medio-largo plazo provocadas por la epidemia de Ébola, que sigue estando presente en el país vecino: Guinea Conakry.

Antes de la visita de las estructuras hospitalarias y asistenciales se han celebrado varias reuniones institucionales con las autoridades locales para hablar de las prioridades de las inversiones para el periodo 2016-2020 de los fondos comunitarios destinados al desarrollo y a la cooperación internacional en Sierra Leona.

Durante toda la epidemia los hermanos de San Juan de Dios y sus colaboradores han estado al frente de la lucha contra la enfermedad y el cuidado de los enfermos. El Hermano General de la Orden, Jesús Etayo, tras la concesión del Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2015, los recordaba: “Es, de modo especial, un premio a las personas que con generosidad se entregan hasta las últimas consecuencias: recordamos especialmente a los dieciocho hermanos y colaboradores de nuestra familia que hace un año fallecieron en Liberia y Sierra Leona a causa del ébola; entre ellos los hermanos Miguel Pajares y Manuel García Viejo.

Es un premio para que todos los miembros de la Orden sigamos, como dice el Papa Francisco, cuidando la fragilidad del mundo, construyendo puentes de esperanza y promoviendo la justicia y la hospitalidad como los grandes motores de nuestra sociedad. Un compromiso que para la Orden nació hace casi 500 años, gracias al carisma y al compromiso de San Juan de Dios, nuestro fundador”.

OMPRESS-SIERRA LEONA (13-11-15)

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.