Diócesis Iglesia en España

Los fieles cántabros comienzan a devolver a sus parroquias las huchas

Los fieles cántabros comienzan a devolver a sus parroquias las huchas con las que se apoyarán proyectos liderados por misioneros cántabros en varios continentes donde hay pobreza

.-La campaña diocesana “Ayuna, Comparte y Ora”, cumplió 20 años, habiéndose financiado 90 proyectos por 2,5 millones de euros

.- Los fieles, llevan al inicio de la Cuaresma unas sencillas huchas de cartón donde las familias depositan ayudas, a ser posible fruto de alguna privación

Desde este pasado Jueves Santo, en que la Iglesia universal celebra el “Día del Amor Fraterno”, se han comenzado a recibir en las parroquias de la Diócesis de Santander las huchas de cartón de la campaña diocesana anual, “Ayuna, Comparte y Ora” que se distribuyeron en entre familias y fieles en las iglesias al inicio de la Cuaresma.

Esta iniciativa ha cumplido 20 años en esta cuaresma, lo que ha supuesto durante todo este tiempo recaudar de los cántabros un total de 2.587.952 euros para financiar 90 proyectos que han contribuido a solventar situaciones de intensa pobreza en poblaciones donde se encuentran misioneros cántabros o congregaciones religiosas.

De esta forma, desde 1999, cada primer Domingo de Cuaresma, se reparten entre los fieles de las iglesias unas sencillas huchas de cartón cúbicas para que las familias las lleven a sus hogares y las devuelvan con una aportación económica fruto, a ser posible, de alguna privación.

Estas cajitas se traen a las parroquias a partir de la jornada del Jueves Santo, en el que la Iglesia celebra el Día del Amor Fraterno.

La campaña es siempre gestionada por Cáritas Diocesana de Santander y en las huchas cúbicas figura, en cada uno de sus laterales, las características de cada uno de los proyectos que se pretenden ayudar. De este modo, aparecen el continente, la zona del país beneficiado, el misionero o la congregación mediadora, así como una pequeña foto del lugar.

Los misioneros y las congregaciones religiosas son los encargados de gestionar las ayudas que reciben para los proyectos, y el obispo de la Diócesis local correspondiente, redacta un informe dando cuenta de que la actuación se ha terminado correctamente y con las características establecidas.

Casa Hogar Belén enfermos Sida

Este año, se han apoyado quince proyectos para solventar distintas necesidades en lugares de pobreza. En concreto, cuatro son de África; seis en países pobres de América y dos en Asia.

Igualmente, como es costumbre, entre los proyectos figura uno para la diócesis cántabra, que sirve para apoyar el mantenimiento de la Casa de Acogida Hogar Belén de Santander, en la calle García Lago 10.

El centro se inauguró en 2001 para evitar que los enfermos de Sida murieran en las calles o solos, situación que por aquel entonces era muy frecuente. El Hogar Belén es atendido por las Hijas de la Caridad de Santa Ana, una congregación de carácter hospitalario.

Actualmente, esta casa también acoge a personas con sida en un estado avanzado de la enfermedad y que no tienen la posibilidad de ser atendidos en otras instituciones por diversas circunstancias. Generalmente suele ser porque carecen de redes familiares propias que les acojan y debido a ello no pueden llevar una vida autónoma.

Gracias a las Hermanas de la Caridad de Santa Ana, estas personas obtienen una atención integral acompañándoles no sólo desde el punto de vista médico, sino también desde una perspectiva personal, motivando a la persona en su recuperación y realizando todo tipo de tareas y actividades que tienen como objetivo una integración social real.

Proyecto Éleos en Santillana

Este año 2018, la campaña “Ayuna, Comparte y Hora” apoyará también el “Proyecto Éleos” consistente en un nuevo albergue de peregrinos en Santillana del Mar ideado con motivo del ”Año de la Misericordia” convocado por el papa Francisco en 2017. Las nuevas dependencias se han habilitado donde se albergaban las monjas clarisas.

Éleos, que en griego significa misericordia, piedad, caridad, se inauguró el pasado año para poder ofrecer también hospedaje a peregrinos con motivo del Año Santo Lebaniego 2017-18

Pero esta iniciativa cumple una doble función, porque también sirve para facilitar la inclusión socio laboral de personas en exclusión social mediante la creación de una empresa de inserción.

En la creación de Éleos ha tenido particular vinculación la parroquia de La Asunción de Torrelavega, situada en el barrio de la Inmobiliaria, donde “se evidencian la escasez de oportunidades laborales de personas en riesgo de exclusión social, como es el caso de muchos inmigrantes”.

La empresa de inserción socio-laboral Proyecto Éleos, que gestiona un grupo de seglares comprometidos, “quiere ser una herramienta transformadora de esta dolorosa realidad”.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email