Iglesia en España

Los ecuatorianos de Cantabria celebran el día de la Madre

Alto Maliaño. Camargo
               Los ecuatorianos de Cantabria celebran el día de la Madre

               Coincidiendo con el segundo domingo de mayo, día 14, los ecuatorianos de Cantabria celebraron la fiesta en honor de las madres.
               El lugar escogido fue el Parque de Punta Parayas, en el Alto de Maliaño, Camargo. Allí fueron llegando hacía las 2 de la tarde, en un día de sol, tipo verano cántabro. Corría el aire que daba frescura al lugar, pero el sol era fuerte y uno se tenía que poner debajo de los árboles.
               Se instaló la mesa donde fueron depositando los alimentos que deseaban compartir. Luego, fueron tomando, en los platos, la ración que cada uno deseaba.
               Las banderas de Ecuador, Cantabria, zona de Imbabura de Ecuador, de donde son la mayoría de los ecuatorianos que se dieron cita adornaban el lugar.   Estaban unas doscientos personas, entre mayores, jóvenes y niños.
Juegos y deportes
                Después de comer se organizaron juegos, bailes, carreras… Los niños hicieron una carrera por el sendero del parque, las mujeres el “baile del tomate”, que consistía en poner un tomante en la frente de las dos participantes y bailar sin que se cayese. De caerse quedan eliminadas, y así hasta las que permanezcan las últimas. Luego se celebró el juego del botijo, con golosinas en su interior. La persona participante, con los ojos cerrados y con un palo, tenía que romper el recipiente que estaba colgado en una cuerda.           Todos los ganadores tuvieron su premio.
                El ambiente era de alegría, de participación, de animación,  de música, cosa que hizo muy bien, desde el micrófono instalado, la persona encargada de amenizar la fiesta.
Sorteo de regalos
                Al final de la tarde se rifaron los premios: un balón de baloncesto, un balón de futbol, un juego de sábanas, una manta, una canastilla de alimentos, un humificador y una televisión de 32 pulgadas.          Una rifa con emoción ya que se iban sacando los número y los cinco números primeros se anulaban y el sexto era el número premiado.
                 Por otra parte, a todas las madres socias de la asociación, como a las personas asociadas, se les hizo un obsequio: Una bella taza.
                 Ya a las siete y media de la tarde se daba por acabada la fiesta, organizada por la Asociación Unión Solidaria Internacional Cántabra, cuyo presidente Alberto Ramirez, agradecido la presencia y la participación en esta fiesta que cada año se hace mejor, y además este año, este 14 de mayo de 2017, fue un día bello de sol, tipo verano.
                                                                  Matías Aurelio Güemes/ Cantabria

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.