Revista Ecclesia » “Los dos cimientos de la santidad del sacerdote son los misterios de la Encarnación y la Eucaristía”, por Camilo Lorenzo Iglesias
camilo-lorenzo
Iglesia en España

“Los dos cimientos de la santidad del sacerdote son los misterios de la Encarnación y la Eucaristía”, por Camilo Lorenzo Iglesias

“Los dos cimientos de la santidad del sacerdote son los misterios de la Encarnación y la Eucaristía”

(San Juan de Avila)


Queridos sacerdotes y religiosos: Se acerca una de las fechas más entrañables de nuestra Agenda pastoral: la fiesta de San Juan de Ávila. Por eso, un año más, os dirijo estas líneas para invitaros a este encuentro sacerdotal que celebraremos el día 10 de Mayo, sábado, en nuestro Seminario de Astorga.
A todos nos une la pertenencia al mismo presbiterio diocesano y, más radicalmente aún, la participación
en el mismo sacerdocio de Jesucristo. Aquel deseo de Jesús, traducido en oración dirigida al Padre, “ut unum sint”, tiene que ser ese día experiencia vivida y gustada de unidad, pues a ella estamos llamados. La fiesta de san Juan de Ávila es ocasión para pedirle al Señor muchos y santos sacerdotes, según el Corazón de Cristo. Es también un día para felicitar y rendir homenaje de gratitud pública a nuestros hermanos sacerdotes en sus Bodas de Oro y de Plata y unirnos a su canto de Acción de gracias por su fidelidad a Cristo y a la Iglesia. En este sencillo y merecido homenaje, hacemos nuestras las palabras de Benedicto XVI: “«El testimonio de un sacerdocio bien vivido ennoblece a la Iglesia, suscita admiración en los fieles, es fuente de bendición para la Comunidad, es la mejor promoción vocacional, es la más auténtica invitación para que también otros jóvenes respondan positivamente a la llamada del Señor. Es la verdadera colaboración para la construcción del reino de Dios». La Diócesis de Astorga y toda la Iglesia reconoce y agradece la entrega de su vida en el ejercicio del ministerio sacerdotal. Termino con las palabras de la plegaria inicial litúrgica de esta celebración: “Haz que también en nuestros días crezca la Iglesia en santidad por el celo ejemplar de tus ministros”
Que la santísima Virgen María, mujer eucarística, nos ayude a lograrlo en el gozo de haber sido llamados a estar con su divino Hijo para servirle en nuestros hermanos. Con la esperanza de poder veros a todos ese día, recibid mi afectuoso saludo y bendición.

+ Camilo Lorenzo Iglesias

Sacerdotes ordenados en el año 1964 (Bodas de Oro)
Adolfo Rodríguez Iglesias
Angel Baladón Santos
Antonio Gómez Fuertes
Evasio Sánchez Fernández
Gregorio García Pérez
José García García
Pedro Manjarín Fernández
Tomás Navales Fuentes
Sacerdote ordenado en el año 1989 (Bodas de Plata)
Juan José Prieto Viloria



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa