Revista Ecclesia » Los 800 años de los Dominicos en Chile
Internacional

Los 800 años de los Dominicos en Chile

Los 800 años de los Dominicos en Chile

Chile: El cardenal Ezzati preside la celebración de los 800 años de la orden de predicadores dominicos. La ceremonia fue oficiada en la iglesia Santo Domingo del centro de Santiago.

En cada época de la historia, frente a diferentes necesidades del pueblo de Dios, el espíritu santo ha suscitado hombres y mujeres a los cuales les ha regalado un especial carisma al servicio del pueblo”, dijo el cardenal chileno.

La orden de predicadores dominicos fue fundada en el siglo XIII por Santo Domingo de Guzmán, en plena época de Las Cruzadas. Su principal objetivo se explica en el lema que hasta el día de hoy representa a aquella orden: “¡Ve y predica!”. Con esa idea en mente, el sacerdote español Domingo de Guzmán viajó a Francia a comienzos de los años 1200 para crear una comunidades de hermanos y hermanas que predicaran la palabra de Dios. Estas comunidades respondían a las reglas de San Agustín, vivían en conventos o casas urbanas y su principal misión era dar a conocer el evangelio.

De esos inicios evangelizadores ya han pasado 800 años, los que fueron celebrados durante el atardecer del lunes 16 de noviembre con una gran eucaristía en la Iglesia Santo Domingo del Centro de Santiago. La homilía estuvo presidida por el Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, quien estuvo acompañado del Obispo auxiliar de Santiago y vicario general, Monseñor Fernando Ramos y por el párroco de la comunidad de Santo Domingo, padre Miguel Ángel Ríos.

Durante la homilía, el cardenal Ezzati destacó la labor predicadora de los dominicos: “Nos unimos a esta celebración con júbilo, es un año de gozo y de acción de gracia. Ustedes tienen la hermosa tarea de ser enviados a predicar el evangelio, anunciar a los demás el gozo, la certeza y la verdad de la buena noticia”, dijo el Arzobispo de Santiago, quien agregó: “Han llevado a cabo su misión en la iglesia a lo largo de estos 800 años. La orden de Santo Domingo ha anunciado la buena nueva a tantas personas que han encontrado en Jesucristo la salvación”.

Ve y predica

Luego de la homilía, un grupo de personas se acercó al altar llevando consigo cuatro cirios encendidos, en homenaje a Jesucristo y su palabra. Esas personas representaban a los frailes, a las monjas, a las hermanas religiosas y a los laicos, que tienen una labor fundamental en esta misión evangelizadora. “Uno se da cuenta que la mayoría de los asistentes no son ni curas, ni religiosos ni monjas, sino que son laicos. Creo que el futuro de la iglesia está en los laicos y la misión de la predicación del evangelio ya no es un patrimonio privado de la orden de predicadores, sino que de todos los laicos y bautizados y bautizadas”, explicó el padre Miguel Ángel Ríos.

Por su parte, el cardenal Ricardo Ezzati destacó la labor incanzable de la orden de los Dominicos: “En cada época de la historia, frente a diferentes necesidades del pueblo de Dios, el espíritu santo ha suscitado hombres y mujeres a los cuales les ha regalado un especial carisma al servicio del pueblo. Y sin duda en un momento difícil de la historia, hace 800 años atrás, cuando la herejía estaba serpenteando también por Europa, el Señor ha suscitado a Santo Domingo para que con la predicación pudiera anunciar la verdad del evangelio y renovar la iglesia”. Algo similar expresó Monseñor Fernando Ramos: “Santo Domingo de Guzmán marcó un punto de inflexión en la vida de la historia de la Iglesia, especialmente en la evangelización y es bueno recordarlo a él y a la gran obra que son los Dominicos no solo en Chile, sino en todo el mundo”.

Fuente: Comunicaciones Santiago de Chile



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa