Llegan a Almáciga (Tenerife) los primeros 6.000 euros aportados por la Cofradía de Begoña de Bilbao
Diócesis Iglesia en España

Llegan a Almáciga (Tenerife) los primeros 6.000 euros aportados por la Cofradía de Begoña de Bilbao

Llegan a Almáciga (Tenerife) los primeros 6.000 euros aportados por la Cofradía de Begoña de Bilbao para las obras del templo de Ntra. Sra. de Begoña en esta localidad tinerfeña

LLEGAN A ALMÁCIGA LOS PRIMEROS 6.000 EUROS APORTADOS POR LA COFRADÍA DE BEGOÑA DE BILBAO PARA LAS OBRAS EL TEMPLO DE LA VIRGEN DE BEGOÑA EN ALMÁCIGA

  • Proceden de sus cuestaciones en la fiesta de la Asunción en Begoña, donativos ingresados en cuenta y el donativo de la Lotería de Navidad de la cofradía
  • La parroquia almacigueña y la cofradía bilbaína animan al pueblo de Tenerife a realizar donativos en el número de cuenta de la parroquia en el BBVA
  • El objetivo de la Cofradía de Begoña es que el nuevo templo pueda ser bendecido y acoja la primera misa el 29 de abril de 2019, 70 aniversario de la llegada de la botella a Almáciga
  • Además, la cofradía bilbaína enviará 1.000 estampas, reproducción de las en su día enviadas en la botella, a disposición de los fieles

6.000 Euros es la primera contribución de la Cofradía de Begoña para la terminación de las obras de terminación del templo de la Virgen de Begoña de Almáciga, en Tenerife.

De ellos, 1.852,84 Euros provienen de donativos directos recibidos en las cuestaciones realizadas, en los alrededores de la Basílica de Begoña en Bilbao, con ocasión de celebración de la multitudinaria peregrinación, romería popular, con la que desde tiempo inmemorial se conmemora en Bizkaia, cada 15 de agosto y su víspera, la Asunción de la Virgen María; 1.000 Euros de un donativo en la cuenta de la Cofradía; y los 3.147,16 Euros restantes, hasta completar los 6.000 Euros, del donativo que la cofradía recibe por la venta de su Lotería de Navidad.

Como es natural, el cómputo de ingresos no se cierra, pues la posibilidad de realizar donativos en la cuenta corriente de la cofradía se mantendrá hasta la conclusión de las obras del templo.

Pero además de los donativos que la cofradía bilbaína reciba en su cuenta corriente de la Caja Laboral (que no tiene sucursal en Tenerife), se trata de poder facilitar al pueblo tinerfeño su contribución a las obras del templo, para lo cual la Cofradía de Begoña y la Parroquia de Almáciga han pensado en que se puedan realizar también los ingresos directamente en la cuenta de la parroquia, en el BBVA,

ES09 0182 0770 5802 0161 7993

siendo la titular de la cuenta la Parroquia de Ntra. Sra. de las Nieves y Ermita de la Virgen de Begoña. El concepto del ingreso sería “donativo templo Begoña”.

 

El objetivo de la Cofradía de Begoña es ahora más preciso, a saber, el que el nuevo templo de Nuestra Señora de Begoña en Almáciga se pueda bendecir y pueda albergar su primera Eucaristía el 29 de abril de 2019, día en que se cumple el 70 aniversario del descubrimiento, en la playa de Almáciga, de la botella con cinco estampas de la Virgen de Begoña y la carta que dieron origen a la bella historia de la imagen de la Patrona de Bizkaia en las agrestes costas del norte de Tenerife.

Por otra parte, la cofradía enviará a Almáciga 1.000 estampas, reproducción de las en su día enviadas en la botella, para que estén a disposición de los fieles que acudan a visitar a Ntra. Sra. de Begoña en su actual ermita almacigueña.

  • Javier Diago Elorduy (Pte, Cofradía de Begoña)
  • P. Arián Expósito Hernández (Párroco Almáciga)

LA BEGOÑA DE ALMACIGA

Esta historia comienza la tarde del 27 de agosto de 1948, cuando 35 peregrinos de la Acción Católica de Bilbao navegan a bordo del vapor “Aragón” de peregrinaje a Santiago de Compostela con ocasión del Año Santo Jacobeo.

Martín Valle uno de los peregrinos tiene la idea de lanzar un mensaje al mar, lo cuenta entre sus compañeros a los cuales le gusta esta idea, además tiene una botella que su madre le ha puesto en la bolsa de la comida.

Es el propio Martín quien en el reverso de su tarjeta de peregrino escribe el siguiente mensaje:

¡¡¡Santiago y cierra España!!!”

Ave María Purísima”

En el vapor ARAGON, a 27 de agosto de 1948.

35 peregrinos de la Acción Católica de Bilbao a Santiago de Compostela, saludan a lo que encuentren este mensaje y piden al Señor encontrarse en el cielo.

Y la firman los 35 peregrinos.

A la altura del Cabo Villano.

Y además deciden acompañar el mensaje con estampas de la Virgen de la Begoña a la cual había proclamado Patrona de la  peregrinación, y son 5 por los cinco misterios del Rosario de cada día.

Martín mete en la botella la tarjeta con el mensaje, y las cinco estampas de la Virgen de la Begoña y la cierra herméticamente con cera y es el Consiliario D. Eugenio Rodríguez el que lanza la botella al mar.

En la mañana del 29 de abril de 1949 en Tenerife cuando aun esta amaneciendo, el matrimonio formado por Eusebio Sosa y Benita Izquierdo, junto a su  comadre Luisa Izquierdo salen desde su pueblo de Almáciga hacía el de Benijo a hacer las faenas propias del campo ya que allí tienen tierras de cultivo y animales.

Para ir de un pueblo a otro el camino es por la playa de Almáciga, aprovechan para ver si la mar ha dejado algo de madera y es mi abuelo Eusebio quien todo el mundo conoce como Domingo el que ve, que algo reluce en uno de los charcos, se acercan y se encuentran con una botella pequeña, con unos papeles dentro, y es allí en la playa donde rompen la botella, sacan la tarjeta y las estampas y como no saben leer, las guardan y siguen su camino hacia Benijo, una vez allí enseñan lo que han encontrado a algunas personas del lugar pero no consiguen a nadie que se las pueda leer.

Una vez terminada la faena en el campo por la tarde vuelven a su casa a Almáciga, y después de preparar la comida para ellos y sus nueve hijos deciden llevarle lo encontrado a la maestra del pueblo Dª Clotilde,  y es ella la que revela lo que dice el mensaje, la sorpresa tanto de mis abuelos como de la maestra fue tal que en ese mismo momento se van pasando las estampas de unos a otros y es tal emoción que mis abuelos le dicen a la maestra que presentían que algo importante traía aquella botella encontrada por la mañana en ese momento deciden qué hacer con las cinco estampas, dos se las quedan mis abuelos, una la maestra, otra para el cura y la ultima para una persona muy querida para ellos y  en el pueblo que es el Jesuita P. Santiago Andrés.

Además se ponen de acuerdo con la maestra para escribir a Martín Valle cuya dirección viene en la tarjeta del mensaje,  para solicitarle si es posible le manden un cuadro de la Virgen o una pequeña imagen para venerar en la ermita del pueblo cuyo patrón es San Juan Bautista.

En mayo de 1949 llega a manos de Martín Valle la carta de Dª Clotilde con la noticia de que la botella y el mensaje ha llegado a Almáciga a partir de ese momento comienza a haber una correspondencia entre Bilbao y el pueblo de Almáciga, porque las cartas que llegan son leídas por la maestra ya no solo a mis abuelos Domingo (Eusebio) y Benita, sino a todo el pueblo  que se ha unido y pide que la Virgen de Begoña sea la patrona del mismo, es tal el fervor que todo cambia a partir de ese momento empiezan a llegar las primeras estampas y medallas de la Virgen de la Begoña, incluso el equipo de futbol de pueblo decide que sea su patrona.

En Bilbao se empiezan a mover el Centro de Jóvenes de Acción Católica, pero todo salta a la luz pública por un articulo publicado en LA GACETA DEL NORTE, por un Jesuita P. Andrés de Arístegui, quien conoce la historia por el querido P. Santiago Andrés quien cuenta en la residencia de los Jesuistas a los hermanos  el suceso ocurrido en Almáciga, y el gran impacto que ha supuesto para este pobre pueblo y sus gentes, y les enseño la estampa que le habían guardado para él, grande fue la emoción de todos los hermanos presentes pero en especial para P. Arístegui ya que la estampa era de las editadas en el MENSAJERO, donde habitualmente trabajaba, y desde ese  momento empieza a trabajar para conseguir una imagen para el pueblo de Almáciga, ya que el P. Santiago Andrés se va de misiones a Caracas, y le pide que haga todo los posible para que aquella gente tenga su virgencita y además le deja su estampa la cual lo acompañara desde Tenerife a Bilbao donde el 24 de julio publica dicho artículo, es a partir de este momento cuando se van sucediendo una serie de hechos, de tal naturaleza que hace pensar que la Virgen de la Begoña quiere ser la Patrona de aquellas gentes que todas las noches rezan para que estén con ellos en su humilde ermita.

Ocurre un hecho que hace que todo el pueblo de Almáciga se ponga en alerta, el cura Dº Isidoro junto a otras personas importantes, deciden que la imagen de la virgen debería estar en Taganana por ser la Parroquia y no en una ermita tan humilde, es la maestra del pueblo junto a mis abuelos y vecinos quien se pone en contacto con Bilbao y con los Jesuitas de Santa Cruz de Tenerife para que resuelvan este dilema, la Virgen donde tiene que estar es en Almáciga, son los almacigueros quien han hecho todo lo posible para venerar su imagen y es la propia Virgen de la Begoña la que quiere estar con este pueblo pobre.

Desde Bilbao lo dejan claro la imagen de la Virgen es para entronizar en la ermita de Almáciga.

La imagen de la Virgen de la Begoña es un hecho gracias a las donaciones del pueblo de Bilbao, y es enviada para Tenerife el día 30 de abril después de ser bendecida y arropada por todo el pueblo de Bilbao.

Llega a Santa Cruz de Tenerife el 6 de mayo a bordo del “MONTE URQUIOLA” acompañada por D. Joaquín Galarza y D. Eugenio Rodríguez, además de la camareras de virgen es  recibida por una gran multitud y las autoridades de la isla, es conducida a la parroquia de La Concepción desde donde saldrá para llegar a Almáciga a bordo del barco de Ismael a la playa del Roque de Las Bodegas el día 14 de mayo de 1950 donde la esperan todo el pueblo de Almáciga junto a la autoridades la maestra Dª Clotilde y mis abuelos y Luisa en primera fila, y todos los niños de uniforme que se han vestido para la ocasión y al grito de ¡YA ES NUESTRA! ¡YA ES NUESTRA! La cogen en hombros los hombres del pueblo y la llevan a su ermita, porque a partir de ese día la Virgen de la Begoña pasa a ser la Patrona de Almáciga.

Pero durante la semana que duran los actos y son celebrados por los que acompañan a la Virgen de la Begoña,  Eugenio y Joaquín vuelve a salir el tema de que la Virgen debería estar en Taganana, tienen que mediar para solucionar dicho problema, volviendo a recordar al cura  Dº Isidoro que el regalo es para el pueblo de Almáciga, mientras tanto en el pueblo por las noches y el día se hace guardia para que nadie se lleve a la Virgen, y desde Bilbao se remite una nota a fecha 24 de junio de 1950 dirigida al cura Dº Isidoro que  dice lo siguiente:

Puesto que el obsequio de Vizcaya, de la imagen de la Madre de Dios de Begoña, fue hecho a ruegos  de los vecinos de Almáciga y para ellos, dicho lugar debe ser el del Santuario de la Virgen”

Esta es la historia de mi pueblo, un pueblo pobre y luchador con un amor inmenso hacía la Virgen de la Begoña, que comenzó desde el mismo momento en que llegaron sus estampas al mismo, en aquella humilde botella.

Begoña Izquierdo Sosa
begoizquierdososa@gmail.com

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Llegan a Almáciga (Tenerife) los primeros 6.000 euros aportados por la Cofradía de Begoña de Bilbao, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email