Revista Ecclesia » Liberadas en Irak las religiosas y los jóvenes caldeos
Internacional

Liberadas en Irak las religiosas y los jóvenes caldeos

Liberadas en Irak las religiosas y los jóvenes caldeos

Las dos hermanas y los tres chicos fueron secuestrados por miembros del grupo terrorista Estado Islámico de Irak y del Levante

Las dos religiosas y los tres jóvenes caldeos -dos chicas y un chico- secuestrados el 28 de junio en Mosul fueron liberados en la tarde de este lunes 14 de julio. Lo indicó anoche una fuente local y hoy lo confirmó la Radio Vaticano en su programa en italiano.

Los responsables del secuestro fueron unos hombres armados del Estado Islámico de Iraq y del Levante. Según han podido confirmar fuentes del patriarcado caldeo de Bagdad, una vez liberados, los cinco han abandonado Mosul, dirigiéndose a la ciudad de Dohuk, en el Kurdistán iraquí, en un taxi.

Sor Atur, sor Miskinta y los tres muchachos están bien, informa a la Agencia Fides el Patriarca de Babilonia de los Caldeos, Louis Raphael I Sako, y su regreso a la libertad es un signo de esperanza para todos, que consuela el almas en estos momentos difíciles.

El Primado de la Iglesia caldea ha explicado a Fides algunos detalles significativos de los días que los secuestrados pasaron en manos de quienes los retenían: Las hermanas y los chicos estaban encerrados en una casa, les daban comida y no les maltrataron. Durante esos días oraron mucho. Los laudes, vísperas y muchos Santos Rosarios por su propia liberación y por la paz en Irak. También hemos sabido que en las conversaciones con los secuestradores las hermanas respondieron con serenidad y valentía a todas las cuestiones planteadas, dando razón de su esperanza. Asimismo, el patriarca confirma que para la puesta en libertad de las religiosas y los chicos no se ha pagado ningún rescate.

Los responsables de su detención se han quedado el coche en el que los cinco habían llegado a Mosul y han saqueado la casa para los huérfanos en esa ciudad a cargo de las religiosas, después obligarlas a que abrieran la puerta. Ante la ofensiva de los insurgentes sunitas dirigidos por militantes islamitas de Isil, que comenzó el 9 de junio, las religiosas y todos los huéspedes de la casa-familia habían dejado Mosul para refugiarse en la ciudad de Dohuk, explica la nota de Fides. Desde allí la hermana Atur había hecho varias veces viajes rápidos a Mosul para visitar las familias de los amigos y conocidos, y comprobar el estado de la casa y las iglesias de los alrededores.

Los islamitas, precisamente en la ciudad que surge en la zona de la antigua Nínive, han puesto el centro del auto-proclamado califato islámico y han eliminado la cruz que estaba en el tejado de la iglesia de san Efrén, sede del arzobispo siro ortodoxo de Mosul.

ROMA, 15 de julio de 2014 (Zenit.org) –



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa