Revista Ecclesia » Líbano protagoniza la campaña navideña de Ayuda a la Iglesia Necesitada
Menéndez Ros y el Padre Raymond Abdo / ACN
Iglesia en España Última hora

Líbano protagoniza la campaña navideña de Ayuda a la Iglesia Necesitada

«El Líbano es mucho más que un mensaje, el Líbano es el mensaje». Estas palabras de san Juan Pablo II, quien visitó el país en 1997, han sido evocadas en la mañana de hoy jueves 17 de diciembre por el director de la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada en España (ACN), Javier Menéndez Ros, para explicar por qué la Iglesia libanesa protagoniza este año la campaña navideña de su institución. «Resiste, Líbano», es el lema de la misma. El acto de presentación ha contado con la presencia del provincial de los Carmelitas Descalzos en el país, Padre Raymond Abdo, quien ha explicado la preocupante situación de la población en general —más de la tercera parte vive ya en la pobreza— y de la comunidad cristiana en particular, tras la devastadora explosión que tuvo lugar en el puerto de Beirut el pasado 4 agosto, que causó importantes daños a cinco kilómetros a la redonda.

«La Iglesia libanesa —ha dicho el P. Abdo— es una necesidad para la Iglesia y para el mundo. Estamos en una región en la que el islam se impone como religión del Estado en todos los países. Solo en el Líbano hay una democracia que protege a la comunidad cristiana. El cristiano en Líbano tiene libertad de culto, libertad de expresar su voz. Me refiero a proclamar el Evangelio a todas las gentes».

Con sus más y sus menos, Líbano ha sido siempre, en efecto, un milagro de fraternidad y convivencia. Situado en el corazón de Oriente Medio, con fronteras con Israel (al sur), Siria (al norte), e Irak (al sureste), es el único país de la zona en la que los cristianos tienen garantizada constitucionalmente su participación en el poder, aunque esta sea cada vez menor debido a su también menor presencia demográfica. Si bien la mayoría de los libaneses (60%) son musulmanes (a partes iguales entre sunitas y chiítas), los cristianos representan un nada desdeñable 35%, siendo la de los católicos maronitas la comunidad más populosa. Los maronitas —ha dicho el P. Raymond— existen en el Líbano y Siria desde el siglo IV. «Puede decirse —ha añadido Menéndez Ros— que Líbano es parte de la Tierra Santa. Aparece citado 72 veces en la Biblia y Jesús lo visitó e hizo milagros en las ciudades fenicias de Tiro y Sidón». El director de ACN-España ha detallado que actualmente aquella Iglesia cuenta con 1.050 parroquias (atendidas por 1.500 sacerdotes, 2.190 religiosos y 800 religiosas), 865 instituciones educativas y 324 centros dedicados a la salud. Su importancia, en cualquier caso, va más allá de las cifras. «Las comunidades cristianas en todo el mundo árabe (Siria, Irak, Jordania, Palestina, Egipto) han sido siempre asistidas por la comunidad cristiana libanesa», ha recordado el religioso carmelita.

El número uno en acogida de refugiados

Líbano es, además, el campeón mundial de la acogida y la hospitalidad en relación a su población. Hoy, de sus seis millones de habitantes, dos millones (una de cada tres personas) son refugiados llegados de las vecinas Siria, Irak, Kurdistán, Palestina… La Iglesia les ha estado ayudando directamente, pero la situación ahora es muy difícil. «En este momento, y yo he vivido toda la guerra, esta crisis es peor que cualquier otra de la historia. (…) Ahora se busca comer, salud, trabajo para vivir honradamente y para reunir a la familia. Esta Iglesia está gritando ayuda porque sufre el riesgo de que muchos de sus hijos la dejen», ha dicho Abdo, socio colaborador de ACN desde hace más de cuarenta años.

La comunidad cristiana, lamenta el religioso, «está poco a poco desapareciendo». Y no es algo accidental: «Hay una agenda para aniquilar a los cristianos en Líbano y no es casualidad que vaya disminuyendo su número». Su contribución a la sociedad es incalculable. «Mi provincia tiene tres colegios en el norte en los que más de la mitad de los alumnos son musulmanes. La proclamación del Evangelio con ellos no se hace con palabras o dogmas, sino a través de un contacto diario de vida», ha dicho antes de señalar, rotundo, que «si hay un islam moderado en Oriente Medio es gracias a la Iglesia libanesa». «Los cristianos han educado a mucha gente islámica que conoce nuestros valores».

Reconstrucción de iglesias

La Fundación Pontificia ha anunciado que va a reconstruir 16 iglesias situadas en el barrio Achrafieh de Beirut, el más afectado por la explosión del 4 de agosto. Se trata de uno de los más antiguos de la capital, de mayoría cristiana, y quedó en tal estado que el 10% de sus residentes se han visto obligados a dejar sus viviendas. Entre los templos a reedificar están la catedral maronita de San Jorge, la iglesia de San Salvador, la de San José y la de los hermanos del Sagrado Corazón. También se va a reparar el Hospital del Rosario y el convento de religiosas —que quedó completamente destrozado—, el centro pastoral de la Archidiócesis Maronita de Beirut, la casa provincial de las Hijas de la Caridad y el convento y catedral de San Luis de los Hermanos Menores Capuchinos, entre otros edificios.

 Más información sobre la campaña y donativos, en la página web resistelibano.org



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa