Santa Sede

Leonardo Sandri visita Egipto para celebrar el Año de la Fe

leonardo-sandri

Cardenal Sandri: “Garantizar a todos la profesión de la propia fe”

El cardenal Leonardo Sandri, Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, en el curso de su visita a Egipto (6-11 enero) para celebrar con la Iglesia local el Año de la Fe, ha encontrado el pasado 9 de enero en El Cairo a los responsables de las actividades apostólicas en ese país. “Sois -ha dicho el purpurado a los presentes- aquellos que han ofrecido su disponibilidad personal para servir a la Iglesia y los que tienen la tarea eclesial de comprometerse, cooperando con los pastores de forma fiel y constructiva, para que la vida de la comunidad católica en Egipto, sepa anunciar con eficacia al Hijo de Dios a través de la vida sacramental, la catequesis, la caridad, especialmente en la asistencia y la educación y en el servicio concreto y diario de tantos hermanos y hermanas”.

“Sin lugar a dudas- ha proseguido- estáis experimentando el desierto de la difícil situación actual. Quizás deberíamos estar atentos para que no suceda que, mientras nos prodigamos en favor del evangelio, dejemos que avance el desierto en la conciencia y en el corazón. No olvidemos que las intensas jornadas del Hijo de Dios estaban precedidas y seguidas por el diálogo, todavía mas intenso, con el Padre (…) Detengámonos también nosotros en el oasis de Elim, del que habla el libro del Éxodo, para que la fe se vigorice mientras experimenta la belleza de la amistad con Dios, a pesar de las graves preocupaciones que el tiempo presente reserva a los cristianos de Oriente Medio y también a vuestra querida patria”.

El cardenal ha recordado a continuación su encuentro en Alejandría con las religiosas egipcias del Sagrado Corazón y con las franciscanas misioneras del Corazón Inmaculado de María, en el que subrayó “el primado de la acción caritativa en beneficio de los hijos de esta nación” y observó que una manifestación muy singular de la caridad cristiana había sido la construcción de la iglesia en Sharm El Sheik; una obra a la que han contribuido con su generosidad la comunidad eclesial del lugar, la representación pontificia y algunos organismos de ayuda pertenecientes a ROACO (Reunión de las Obras de Ayuda a las Iglesias Orientales) de la que el Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales es presidente.

“No podemos ni queremos olvidar -ha recalcado- la secular tradición de Egipto: las cimas de religiosidad y cultura que ha conocido y que debe confirmar en el presente y en el futuro: una cultura siempre abierta a la revelación de Dios (…) Custodiar y cultivar la fe en el ámbito de la cultura constituye un ámbito privilegiado de la misión pastoral y, quizás, se deba incentivar la colaboración entre los diferentes centros que desde hace tiempo animan la actividad apostólica y misionera de esta nación”.

Al final, el cardenal ha confiado a los responsables de las actividades apostólicas las finalidades del Año de la Fe, inaugurado por el Santo Padre el 11 de octubre de 2012. “En primer lugar -ha dicho- se nos pide, a nosotros, que por la gracia estamos cerca de la vida eclesial y participamos directamente de ella, que crezcamos en la toma de conciencia del don recibido intensificando, sobre todo, la vida sacramental personal y comunitaria”.

De ese modo podremos “compartir la misión de la Iglesia con todas las gentes. Esperamos del Año de la Fe un impulso misionero renovado ya que en todo el mundo las religiones más diversas se encuentran y se confrontan. Y nosotros deseamos la confirmación de la presencia eclesial en el mundo, con el debido apoyo y la defensa de aquellos cristianos a quienes no se les reconoce la libertad religiosa. A todos, sin distinción, y, por lo tanto, también a los cristianos, se debe garantizar la profesión del credo propio”.

Por último, la tercera finalidad del Año de la Fe es “llamar al corazón de tantos cristianos cansados e indiferentes para que vuelvan a descubrir la alegría de Cristo y regresen a Él para tener la vida eterna y verdadera”.

Ayer, jueves, el cardenal inauguró la iglesia de Nuestra Señora de la Paz en Sharm El Sheik .La visita del Cardenal Sandri también ha sido motivo para recordar la celebración del centenario de las religiosas egipcias del Sagrado Corazón, y del bicentenario con las Hermanas Franciscanas del Corazón Inmaculado de María. Asimismo, el purpurado se ha entrevistado con el patriarca de Alejandría de los Coptos Católicos el cardenal Antonios Naguib, y con los obispos en Egipto. Igualmente, en el ámbito de las relaciones con la Iglesia Ortodoxa, ha encontrado al Patriarca greco ortodoxo Teodoro II, y al patriarca copto ortodoxo Tawadros II.

 

Ciudad del Vaticano, 11 enero 2013 (VIS).-

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email