Revista Ecclesia » Lectio divina Jueves de Ceniza (14-2-2013), por Ángel Moreno de Buenafuente
via-crucis
Especiales Ecclesia

Lectio divina Jueves de Ceniza (14-2-2013), por Ángel Moreno de Buenafuente

Liturgia de la Palabra: Dt 30, 15-20; Sal 1; Lc 9, 22-25

Lectura

“Elige la vida, y viviréis tú y tu descendencia, amando al Señor tu Dios, escuchando su voz, pegándote a él, pues él es tu vida” (Dt 30,19-20).

“El que pierda su vida por mi causa la salvará. ¿De qué le sirve  a uno ganar el mundo entero si se pierde o se perjudica a sí mismo?” (Lc 9,25).

Comentario

Sorprenden las enseñanzas de la Biblia y la revelación paradójica de alcanzar la vida entregándola. Si la naturaleza reclama sus derechos un tanto egoístas, la Palabra desvela el modo de alcanzar la plenitud.

Quienes se abren a la invitación de Jesús para ir detrás de Él, aunque parezca que supone una renuncia, descubren la libertad de corazón, porque se sienten amados; la mayor riqueza, porque descubren el tesoro que no tiene riesgo de pérdida; el gozo íntimo, por habitar bajo la mirada divina y misericordiosa.

Quienes se aferran a los bienes de este mundo, perecen en desasosiego, miedo, temor y angustia porque puedan perderlos. Los que saben vivir con lo necesario, permanecen serenos y son capaces de ayudar a los demás.

Quienes se adhieren a dependencias esclavizantes sucumben en ansiedad y deterioro de su salud. Por el contrario, los que gozan de no tener otro señor que a Jesucristo, son testigos de la anchura de horizontes y del amplio sentido de sus vidas, aun en momento de intemperie.

Los seguidores de Jesús, por el sendero que lleva a la entrega de sus vidas por amor, nos muestran que en medio de todas las intemperies, al igual que las que sufren sus contemporáneos, les asiste la fuerza del acompañamiento del Maestro.

Puntos de reflexión

¿Das crédito a la paradoja del Evangelio “quien pierde su vida, la gana”? ¿Tienes alguna dependencia que te impide la libertad interior?

¿Has decidido romper con aquello que te ata, te esclaviza, y te sume en ansiedad

¿Has llegado a gustar, aunque sólo sea por un momento, la anchura interior que se percibe cuando eres dueño de tus actos y hasta eres capaz, por gracia, de superar todo egoísmo?

 

 

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa