Lectio divina II Jueves Cuaresma Ángel Moreno de Buenafuente
Especiales Ecclesia Tiempo de Cuaresma

Lectio divina II Jueves Cuaresma (28-2-2013), por Ángel Moreno de Buenafuente

II-estacion-via-crucis

Liturgia de la Palabra: (Jr 17, 5-10; Sal 1; Lc 16, 19-31)

“Maldito quien confía en el hombre, y en la carne busca su fuerza, apartando su corazón del Señor. Será como un cardo en la estepa, no verá llegar el bien; habitara la aridez del desierto, tierra salobre e inhóspita.

Bendito quien confía en el Señor y pone en el Señor su confianza. Será un árbol plantado junto al agua” (Jr 17, 5-8).

“Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces” (Lc 16, 25).

 

Comentario

El orden de las ilustraciones con las que venimos acompañando nuestros comentarios a la Liturgia de la Palabra del Tiempo Cuaresmal no tiene significado especial. Es una forma de representar el camino hacia la Pascua. Contemplamos de nuevo el momento en que Jesús toma la Cruz, al mismo tiempo que leemos el texto del profeta Jeremías sobre la confianza en el Señor, cuyos efectos se asemejan al árbol plantado junto a la corriente, mientras quienes confían en sí mismos, o ponen su esperanza en las cosas de este mundo, se secan como cardos en la paramera.

La referencia al árbol nos lleva a la concordancia con el árbol de la Cruz, del que pende el fruto en sazón, el Redentor, que nos trae la mejor y más abundante cosecha, el perdón de las culpas.

El sufrimiento, a la luz de la Cruz de Cristo, del árbol frondoso, se vuelve fruto  maduro, que determina la serena estabilidad del corazón, en ofrenda posible y corredentora, porque gracias al ejemplo de Jesucristo, no se perece en la prueba, y se permanece en lozanía y fidelidad, como el árbol junto a la corriente de agua.

 

Ningún sufrimiento se pierde, y al igual que Lázaro, enfermo, pobre y mendigo recibe su recompensa, toda lágrima tendrá su compensación. Como todo favor, su mérito.

No se pierde ningún gesto compasivo, todo lo que se haga por los más necesitados tendrá su premio, hasta haber dado un vaso de agua. El egoísmo produce desolación, desierto y esterilidad. La entrega, como la de Jesús, produce vida. Desde estas verdades reveladas, se puede optar por permanecer junto a la corriente, dando frutos de compasión y de misericordia.

Puntos de reflexión

¿Cómo te sientes, cardo o árbol frondoso? ¿En quién confías, en seres de polvo que no pueden salvar, o en el Señor?

¿Eres solidario con tus bienes?

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Lectio divina II Jueves Cuaresma (28-2-2013), por Ángel Moreno de Buenafuente, 6.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email

Ángel Moreno Sancho

Angel Moreno Sancho es Sacerdote de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara, donde desarrolla su ministerio pastoral como capellán del monasterio cisterciense de Buenafuente del Sistal, y párroco de diversos pueblos de su entorno. Es también Vicario Episcopal para los Institutos de Vida Consagrada de su Diócesis y Delegado episcopal para el Año Santo Compostelano.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.