Noticias

Las residencias diocesanas de Coria-Cáceres piden ayuda a sus proveedores

La diócesis de Coria-Cáceres pide en un comunicado la ayuda que necesitan las residencias de mayores ante la situación de emergencia sanitaria por el coronavirus. Concretamente, las residencias piden ayuda ante las dramáticas dificultades que están viviendo en la que no están recibiendo el suministro adecuado por parte de diferentes empresas de alimentación y otros servicios. «Ahora más que nunca nuestros mayores nos necesitan». Por eso: «Hacemos un llamamiento a la responsabilidad de los proveedores». Además, el personal pide a las grandes empresas que les proporcionen los EPI (Equipos de Protección Individual) necesarios para desarrollar su labor: «Somos los pies y manos de nuestros mayores que sin los auxiliares, no pueden realizar as abvd, que sin el personal de limpieza, no tendrán ni habitación ni ropa limpia, sin DUE no tendrán sus controles sanitarios, y sin los compañeros de cocina no podrán alimentarse.  Cuidadnos. Proporcionarnos los EPIS necesarios. Si nosotros caemos, nuestros mayores caerán».

Detrás de las residencias diocesanas de la Fundación Hospital San Nicolás de Bari y La Inmaculada en Coria, Santa Isabel en Torrejoncillo, Fundación Condesa de la Encina-Residencia Nuestro Hogar en Brozas, Nuestra Señora del Rosario en Cáceres, San Rafael en Membrío y la Fundación Familia Masides en Aldeanueva del Camino, está la labor de la Iglesia Diocesana, alentando la esperanza de nuestros mayores a través de un equipo de trabajadores y voluntarios, que quieren ser expresión del Amor del Corazón de Cristo a todos.

La Comisión de Residencias, y su oficina técnica están gestionando las ayudas a través del 670 225 696 y el email fmdelgado@diocesiscoriacaceres.es.

Print Friendly, PDF & Email