Revista Ecclesia » Las religiosas de la Fraternidad Reparadora se marchan de Dehesas, Alicún y Villanueva (Guadix)
Iglesia en España

Las religiosas de la Fraternidad Reparadora se marchan de Dehesas, Alicún y Villanueva (Guadix)

Las religiosas de la Fraternidad Reparadora se marchan de Dehesas, Alicún y Villanueva

Una nueva comunidad de religiosas irá a las parroquias de Pedro Martínez, Alamedilla y Huélago.

Tras seis años de labor pastoral, las dos religiosas de la Fraternidad Reparadora Apostólica en el Corazón de Cristo Sacerdote dejan las parroquias de Dehesas de Guadix, Alicún de Ortega y Villanueva de las Torres. Y se han marchado de la misma manera que llegaron a estos pueblos, con discreción y sencillez.

Sin duda han sido unos años de un trabajo intenso en estas parroquias, junto a su párroco Juan Manuel Romero. Las religiosas han vivido en Dehesas de Alicún, donde su ausencia se sentirá aún más, si cabe. Y es que estas dos religiosas se ganaron el respeto y el cariño de las tres localidades.

La buena noticia es que otra comunidad religiosas de la Fraternidad Reparadora se instalará el próximo mes de septiembre en las parroquias de Pedro Martínez, Alamedilla y Huélago. De esta manera, la Congregación sigue apostando por la Diócesis de Guadix, donde en la actualidad también desempeñan su apostolado en la parroquia de la Puebla de don Fadrique, como ya lo hicieran en Castril, Beas de Guadix y Caniles.

Un Instituto Religioso femenino

La Fraternidad Reparadora es un Instituto Religioso femenino de Derecho Diocesano, fundado por el jesuita. P. Luis María Mendizábal en 1977 (Toledo). Las Hermanas viven una vida religiosa estrictamente austera y disciplinada. Diariamente adoran al Santísimo Sacramento. Dimensión fundamental de su espiritualidad es la reparación al Sagrado Corazón de Jesús, al Amor no amado. Toda su vida está encaminada a ser ofrendas vivas al Divino Corazón por los pecados del mundo y la salvación de la humanidad.

Las Hermanas, que viven de la caridad de la gente, colaboran en las diversas actividades parroquiales, asistiendo a los párrocos, organizan charlas, animan las funciones litúrgicas, predican retiros, visitan a los enfermos y a los ancianos, y dan catequesis además de organizar jornadas para la niñez y la juventud. El centenar largo de religiosas se encuentra repartido por varias diócesis españolas. Su Casa Madre está en Oropesa (Toledo). Fuente: http://divinavocacion.blogspot.com.es/

Carlos Valle



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa