Especiales Ecclesia Iglesia en España

Las intenciones en la Semana Santa de Sevilla, por los cristianos perseguidos

La intención para las procesiones de Sevilla: los cristianos perseguidos

En Semana Santa, un total de 61 hermandades ponen en la calle 122 pasos, auténticas obras de arte que escenifican los diferentes episodios de la Pasión de Cristo.

 La Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías de Sevilla ha hecho pública la oración prevista para el inicio de las estaciones de penitencia durante la Semana Santa. En esta ocasión, estará dedicada a los cristianos que sufren por su fe.

“Por todos nuestros hermanos cristianos muertos, perseguidos, prisioneros, torturados u obligados a dejar su propio país por causa de su fe y para que tengamos un corazón fuerte y misericordioso, que no se deje encerrar en sí mismo y no caiga en el vértigo de la globalización de la indiferencia”, reza el texto difundido el pasado viernes por el Arzobispado.

Como viene siendo costumbre, el director espiritual, o un delegado suyo, iniciará la oración en el templo, sede de la hermandad. A continuación, el hermano mayor se dirigirá al resto de los hermanos y dirá la intención por la que este año se ofrece la salida procesional. Posteriormente se leerá un pasaje del Evangelio de San Mateo (Mt,16, 24-27) y habrá una referencia a la celebración del Año Jubilar Teresiano. Tras el rezo de las preces (por el Papa, nuestros obispos; los que sufren los horrores de la guerra, el hambre, las consecuencias de la crisis o la marginación; los cristianos muertos y perseguidos en Siria, Irak y otros lugares; por las hermandades y la juventud cofrade) se rezará el Padrenuestro y una oración dedicada a la Virgen.

 Oraciones en la Catedral

Cuando la cruz de guía de la cofradía entre en la Catedral, un lector repetirá la referida intención general para todas las estaciones de penitencia de este año, destacando que la llegada al principal templo diocesano supone “dar público testimonio de nuestra fe en Jesucristo y de nuestra pertenencia a la Iglesia Católica”. Cuando el paso de Cristo o Misterio llegue a la Catedral se rezará el salmo 22 (“El Señor es mi pastor, nada me falta”) y, al igual que antes de iniciar la estación de penitencia, se leerán textos destacados de la obra de Santa Teresa de Jesús, concluyendo con el Salmo 50 (“Misericordia, Dios mío, por tu bondad”), el pasaje de la Sagrada Escritura relacionado con el Misterio que representa el paso, u otro texto relacionado con la Pasión del Señor. A la llegada del paso de la Virgen al templo metropolitano se rezará el Magnificat y la oración del papa Francisco dedicada a la María Santísima.

La ciudad de Sevilla escenifica los diferentes episodios de la Pasión de Cristo en Semana Santa. Su calles se impregnan de aromas a azahar e incienso, emoción y fervor, nostalgia y recogimiento, colorido y notas musicales, desde el Domingo de Pasión con la exaltación del Pregón, hasta el Domingo de Resurrección, pasando por el Viernes de Dolores y Sábado de Pasión, días que sirven de antesala a la llamada Semana Grande.

Revivir la Pasión de Jesús

Con la llegada del Domingo de Ramos, todos los sevillanos quieren acompañar al Señor en su agonía y resurrección. Después de un intenso año de preparación, un total de 61 hermandades ponen en la calle 122 pasos que procesionan hacia la Catedral por la Carrera Oficial, haciendo su estación de penitencia.

 Numerosos turistas, tanto nacionales como extranjeros, acuden a la ciudad para participar de esta festividad religiosa tan importante para Sevilla. Cada mañana, los devotos y todos aquellos que lo desean, tienen la oportunidad de visitar, en sus iglesias, a las diferentes cofradías que procesionarán por las calles ese día, y así poder vivir y sentir el ambiente que las rodea. Cuando el mayordomo da las últimas órdenes, y ya están listos los adornos florales de los pasos, se abren las puertas y el público accede al interior del templo para contemplar las imágenes, que son auténticas obras de arte, algunas con varios siglos de antigüedad.

También son numerosas las calles, plazas o lugares determinados donde poder experimentar intensamente el paso de las hermandades, donde escuchar el sonido provocado por las zapatillas de los costaleros, el conmovedor canto de una saeta o el característico sonido de una marcha procesional.

 Sevilla alcanza su día de mayor esplendor con la llegada de la conocida “madrugá” del Viernes Santo. El Silencio, el Gran Poder, la Macarena, la Esperanza de Triana, el Calvario y los Gitanos, cofradías señeras de la Semana Santa, realizan esa noche su estación de penitencia.

Por Iván de Vargas

MADRID, 30 de marzo de 2015 (Zenit.org) –

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.