rafael-zornoza-boy
Coronavirus Iglesia en España Última hora

Zornoza: «Las iglesias siguen siendo la primera puerta a la que llamar»

El obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza ha analizado el papel de la Iglesia en el coronavirus y la situación a la que se enfrenta la diócesis. Lo ha hecho en una entrevista concedida al Diario de Cádiz, donde no esconde su preocupación por la viabilidad económica de una «de las diócesis más pobres».

La epidemia del coronavirus obligaba a mediados de marzo a decretar el estado de alarma y el cierre de las iglesias, que, ahora poco a poco vuelven a la normalidad con un notable incremento de las necesidades de ayuda y una pérdida total de ingresos durante más de dos meses. «Toda la sociedad se ve afectada, y los cristianos también, en bastantes aspectos: en lo que ha supuesto el confinamiento, la falta de actividad, la pérdida del trabajo, el miedo al contagio y en los que han enfermado, en los fallecimientos… En los aspectos visibles ha sido muy notorio la dispensa de la misa dominical y la ausencia de fieles en las iglesias; y la coincidencia con el fin de la Cuaresma y la Semana Santa, lo que afectó a las hermandades y cofradías que han prescindido de sus salidas procesionales con gran disgusto, y a las que hay que alabar su actuación en el cuidado de los hermanos». El prelado ha sido claro a la hora de ponderar a la Iglesia como actor principal en la ayuda de las personas más vulnerables durante esta crisis. «Las parroquias siguen siendo la primera puerta donde llamar. La Iglesia no ha estado ausente, sino presente, y seguiremos estando con la gente aportando lo que podamos».

En este momento crítico «la experiencia del dolor nos ha unido más». Las dificultades de muchas familias, ha valorado el obispo, «ha estimulado entre nosotros obras concretas de caridad por los cercanos y vecinos, con muchos detalles de cariño y servicio práctico, un amor creativo que ha inventado nuevas formas de manifestarse». Además, la alabado también «el testimonio heroico de tantos sacerdotes dándose por completo en sus parroquias, hospitales y cementerios, exponiendo su salud y su vida».

El prelado también ha querido profundizar en las tensiones que se produjeron al principio del confinamiento con la asistencia a los templos. «E Real Decreto del estado de alarma permite la celebración de culto, en su artículo 11, guardando las precauciones sanitarias, pero muchos no se enteran bien y denuncian, hay nerviosismo y exceso de celo. He de decir también que cuando ha habido alguna de estas actuaciones desmedidas de los agentes del orden hemos recibido disculpas». La diócesis de Cádiz y Ceuta no cerro sus templos, pero Zornoza reconoce que «hemos que tomar medidas apresuradamente sin ponernos de acuerdo entre las diócesis. Habría que preguntar a otros qué les indujo a cerrar».
No obstante, el obispo lanza un mensaje de esperanza y prefiere pensar «en volver a la normalidad, retomar las celebraciones de las misas con público. Lo que le aseguro es que los párrocos son extremadamente cuidadosos en el cumplimiento de las medidas sanitarias y con lo que manda la ley».

Print Friendly, PDF & Email