La idea surge tras publicarse la pintura de la Virgen de Gracia y Amparo en el boletín de cuaresma, obra de Manuel Mena Bravo. Una obra que representa a la Madre de Dios en su paso de palio, «una imagen que no hemos visto en la calle pero refleja a nuestra dolorosa», ha explicado José Salamanca, hermano mayor de la Sentencia, que también ha subrayado que después «se pensó también en plasmar en fotografía al Cristo de la Sentencia y colocarla en la pared medianera del centro parroquial de San Nicolás». Para ello se eligió una fotografía del pasado año cuando el Cristo de la Sentencia presidió el Vía Crucis de las hermandades. La fotografía es obra de Jesús Ruíz Gitanito, que representa a la imagen en las calles en febrero  2020, durante el último acto de las hermandades en las calles antes de la alerta sanitaria. .

Con esta iniciativa, la hermandad «quiere estar en la calle» durante la víspera y celebración de la Semana Santa de Córdoba para que «todos vean que la hermandad está presente este año de otra manera