Coronavirus Iglesia en España Última hora

Las familias numerosas se quejan del olvido de la administración

Entre las asociaciones que representan a las familias numerosas en España existe malestar por el poco apoyo recibido para afrontar las crisis. Así se manifestaba ayer, por ejemplo, Ignacio Velilla, presidente de la Federación Española de Familias Numerosas. «Solo un 15% de las familias numerosas se han podido acoger a las medidas extraordinarias de tipo económico», expresó durante una mesa redonda virtual organizada entre la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) y la Federación Madrileña de Familias Numerosas (FEDMA). Velilla mostró el malestar porque «la queja es que estas ayudas se computaban hasta dos o tres hijos y, a partir del tercero, no se incrementeban ayudas».

Entre las dificultades que han tenido que pasar las familias numerosas, Velilla destacaba la del espacio. «No es fácil conciliar en pisos de 90 a 120 metros cuadrados» para una  familia numerosa. «No es fácil conciliar a la vez cuando hay niños que estudian online y padres que trabajan online. Llegan las quejas porqueno hay suficientes aparatos o líneas de Internet disponibles para trabajar y estudiara la vez, y tampoco el espacio es suficiente», señaló.

En esta circunstancia, el presidente de las familias numerosas en España valoró positivamente que, en cambio, «se ha puesto en valor la figura del cuidador, incluso en el caso de que un padre o una madre tiene que renunciar al trabajo para atender las necesidades del hogar». Para ellos y ellas reivindicó que «se contabilice y cotice económicamente para la jubilación o el desempleo» en estos casos.

«Yo soy autónoma y mi marido está en ERTE»

Pero los datos tienen caras detrás, y en la mesa redonda de la UFV y FEDMA varias familias dieron su testimonio. Es el caso de Mati Ligero, una madre que describía la siguiente situación. «Yo soy autónoma, tengo un negocio de ocio infantil.Por supuesto, ni sabemos cuándo tenemos que empezar, ni cómo. Mi marido está en un ERTE que ha cobrado en marzo pero lleva desde junio. Nos hemos sentido muy poco apoyados».

En medio de esta situación económicamente difícil, había que ayudar a los hijos a estudiar. «En casa tenemos un ordenador para toda la familia y los niños tienen que conectar con Educamadrid. Cuando se tiene más de un hijo, son cosas que las administraciones no tienen en cuenta», aseguró.

Ligero hizo un llamamiento a encontrar «soluciones en el tema de la conciliación y el cuidado». Aun así, destacó que, en medio de todo, se sienten afortunados por estar bien de salud.

La importancia de los mayores

Si hay un pilar fundamental en una familia, son los abuelos. Uno de ellos, vocal de FEDMA, es Severino Martín. Tiene 30 nietos. Ha vivido el confinamiento con la cercanía que le permitían las nuevas tecnologías, pero advierte que «hay que darse cuenta de que esto es una desgracia y los mayores hemos sido los más afectados». En sus palabras, criticó que, a raíz de las medidas de confinamiento, «el beneficiado es el perro, quien tenía uno, podía salir y entrar, cuando en realidad se tendría que haber priorizado a los más débiles».

Lo que sí destactó Martín fueron los esfuerzos de cercanía de la iglesia. «Quiero dar gracias a mi parroquia, que nos ha metido la Iglesia en casa y ha sido parte de nuestra vida, bueno pues estar en una actividad espiritual que yo creo que en este momento es cuando más la necesitamos», expresó.

Quien puso también el foco en los mayores fue el doctor Pablo Barreiro, uno de los médicos que han trabajado en el hospital de campaña de IFEMA y adjunto en la unidad de infecciosos del Carlos III – La Paz. «Por encima de los 60 años la posibilidad de hospitalización se incremente hasta el 40%, no digamos por encima de los 70, en que más de la mitad de los que tienen síntomas tienen que ser hospitalizados. Y los cuadros más graves, que acaban en UVI, pueden alcanzar un 50% de fallecimientos», expresó. Insistió en que, en estos momentos, la situación en Madrid está «controlada», pero «la virulencia del coronavirus no ha cambiado, no es excesivamente peligroso pero los porcentajes son los mismos».

Datos de hospitalización por COVID en Madrid a 23 de marzo, presentados por el Dr. Barreiro

Por este motivo, el doctor Barreiro insistió en cuidar a los mayores de cara a la desescalada, siendo «una infección muy difícil de controlar». «Hay que evitar nuevas infecciones para manejar lo que se vaya produciendo, atender a todos independientemetne de su edad y de la mejor manera posible y puedan acceder a ventilador», añdió.  En este sentido, existe preocupación entre los sanitarios. «Nos preocupa mucho lo que pueda pasar en nestos próximos meses. Los abuelos necesitan de la familia, que para muchos  es su vida y el apoyo de la familia es fundamental. No podemos dejar de atenderlos, aunque lo tenemos que hacer con precaución».

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME