Revista Ecclesia » Las Confesiones de San Agustín llegaron al teatro y a la universidad en Alcalá de Henares
Cultura

Las Confesiones de San Agustín llegaron al teatro y a la universidad en Alcalá de Henares

Las Confesiones de San Agustín llegaron al teatro y a la universidad en Alcalá de Henares

El pasado 17 de junio se produjo en Alcalá de Henares el estreno de la obra “Confesiones de San Agustín”, basada en el libro homónimo del santo. Un texto traído del latín, muy poco representado sobre las tablas, y que en esta ocasión está encarnado por el Premio Nacional de Teatro 2013, Ramón Barea, y ha sido elegida para dar inicio a los cursos de verano 2014 de la Universidad de La Rioja.

“¡Tarde te amé, hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé! Y he aquí que tú estabas dentro de mí y yo fuera, y por fuera te buscaba; y deforme como era, me lanzaba sobre estas cosas hermosas que tú creaste. Tú estabas conmigo, mas yo no lo estaba contigo. Reteníanme lejos de ti aquellas cosas que, si no estuviesen en ti, no serían. Llamaste y clamaste, y rompiste mi sordera; brillaste y resplandeciste, y fugaste mi ceguera; exhalaste tu perfume y respiré, y suspiro por ti; gusté de ti, y siento hambre y sed, me tocaste, y abráseme en tu paz”.
Este fragmento pertenece al libro X de las Confesiones de San Agustín y es en este ejemplar y en el libro XI en los que se ha basado esta obra, dirigida por Juan Carlos Pérez de la Fuente, que narra el hecho central de la vida de Agustín de Hipona: su conversión al cristianismo en el año 387.

El propio director de la obra define el libro como un itinerario, una peregrinación tortuosa, un diálogo apasionado, inquisitivo, un descenso “al abismo de la conciencia humana” hasta encontrar el fundamento de su vida.


Confesiones, una “autobiografía espiritual”

“Confesiones” es considerado el primer libro de filosofía y pedagogía de la historia, una de las grandes obras de la creación literaria universal, y erige a San Agustín como creador de un género original, entre la autobiografía y las memorias, que puede denominarse “autobiografía espiritual”.

Para Juan Carlos Pérez de la Fuente, San Agustín es “el primer navegante y buceador de los mundos oscuros del yo interior, de la conciencia”.

Define su obra, no como un mero ejercicio filosófico-dialéctico, sino como “un combate existencial: un problema que vive, que le afecta y que quiere resolver”, una lucha entre el yo interior y exterior de San Agustín donde considera que se encuentra la “mordiente” de esta obra, que hace que tenga “plena vigencia en el siglo XXI”.


¿Cómo surgió llevarla al teatro?

Pérez de la Fuente ha desvelado que la idea de llevarla al escenario surgió durante uno de sus habituales ensayos en el Colegio Mayor Elías Ahuja de los Agustinos, en la Universidad Complutense.

“Allí entré en contacto con el pensamiento agustiniano. A pesar de los siglos que nos separan, San Agustín se nos revela como un hombre de ahora mismo, de carne y hueso, perfectamente reconocible y cercano hasta el punto de que sus miserias son muy parecidas a las nuestras”.

El director asevera que San Agustín “sintió una gran atracción por el teatro, actuó dentro y fuera de la escena. Hay mucha teatralidad en su palabra. Su obsesión por buscar la verdad hasta sus últimas consecuencias hacen que todo esté lleno de preguntas. El escenario es una pregunta, y en todo interrogante hay conflicto: ahí está el meollo”.


Gerard Depardieu, “el primer San Agustín”

El actor Gerard Depardieu fue quien llevó esta obra por primera vez a escena y tras interpretarla manifestó: “Amo de San Agustín su amor por la vida, su espíritu de apertura, su voluntad de descubrir lo desconocido. Me siento un ignorante iluminado, un inocente”.
En esta ocasión es Ramón Barea quien nos sumerge en los laberintos del alma humana de la mano de Pérez de la Fuente Producciones, que en el décimo aniversario de la compañía ha optado por “descubrir nuevos textos y asumir nuevos desafíos” con “Confesiones”, traído magistralmente del latín por Luis Alberto de Cuenca y Alicia Mariño.

Confesiones, en la Universidad de La Rioja

El lunes 30 de junio “Confesiones de San Agustín” fue representada en el Aula Magna del Edificio Quintiliano de la Universidad de La Rioja para dar comienzo a sus cursos de verano.
Su rector, José Arnáez Vadillo, ha detallado que el objetivo de la programación de este año es “abrir aún más los espacios y las fronteras académicas del campus a personalidades y a propuestas que enriquecen la agenda cultural de La Rioja desde el punto de vista universitario”.

El domingo 13, en el Corral de Almagro

En cada representación, Ramón Barea se pone durante hora y media en la piel de San Agustín acompañado por la música de un saxo, y además de por Alcalá de Henares y La Rioja ha pasado ya por el Festival de Teatro Clásico de Cáceres (el 26 de junio), y este domingo 13 de julio llega al mítico Corral de Comedias de Almagro, en Ciudad Real.

Foto: Premio Nacional de Teatro 2013, Ramón Barea, es San Agustín



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa