La Virgen de los Reyes porta el manto rojo de salida en su primer besamanos
Diócesis Iglesia en España

La Virgen de los Reyes porta el manto rojo de salida en su primer besamanos

La Virgen de los Reyes porta el manto rojo de salida en su primer besamanos

Desde el 2004 la Virgen de los Reyes no portaba un manto de salida. En esa ocasión lo hizo en un besamanos extraordinario con motivo del primer centenario de la coronación canónica de la patrona de Sevilla y la Archidiócesis.

Catorce años después, la Virgen vuelve lucir en el besamanos unas las mejores piezas de su amplio ajuar, gracias a la labor de la conservadora del Patrimonio Histórico Artístico de la Catedral de Sevilla, Ana Isabel Gamero.

Una imagen poco usual y que pueden admirar muy de cerca en el inicio de sus cultos. La infanta María Luisa Fernanda de Borbón, duquesa de Montpensier, donó el denominado «manto rojo» a la Virgen de los Reyes. Está bordado en oro. Tiene una guardilla y contiene flores. Su estilo es barroco. Es una obra realizada en el siglo XIX. Este manto procede, según los entendidos, de una ampliación de otro de tonalidad blanca. La infanta fue la segunda y última hija del Rey Fernando VII y de su esposa, María Cristina de Borbón – Dos Sicilias. La Duquesa regaló el manto en agradecimiento del complicado parto que sufrió con su hija Amalia. En el año 1981 se restauró por última vez en el taller de Esperanza Elena Caro.

Por otro lado, porta un pecherín de los más conocidos, el denominado de los corales rojos que fue donado por el Rey Luis Felipe de Francia. Originariamente, esta pieza formaba una tiara.

Además, lleva la corona de filigrana de oro, de Manuel González Rojas en 1876, utilizado en los dos besamanos, en la novena y en la octava. Una pieza antigua y segunda presea quizás de más valor de la Virgen de los Reyes después de la portentosa joya que luce en su sien cada 15 de agosto.

A falta de la corona de salida, porta uno de los ajuares de mayor valor al que hay que añadirle la toca de sobremanto de salida y la saya que fuera confeccionada en el taller de Esperanza de Elena Caro.

La patrona vuelve a ser el centro de atención de un montaje instalado dentro de un auténtico museo y de un valor incalculable como es la capilla Real. Pueden apreciar detalles como los escudos de Castilla en dos reposteros que han sido colocados junto a la urna del Rey San Fernando, el camarín cerrado, las nuevas colgaduras de los balcones que recuerdan a las antiguas de la Santa Iglesia Catedral, el pendón o la ampliación que se ha hecho en el presbiterio que dan un mayor realce a la devoción más antigua de Sevilla.

Comienzan los días de la patrona, los de la Virgen de los Reyes.

Los sevillanos ya celebran los cultos a su patrona
Por M. J. R. RECHI, 4 de agosto de 2018

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email