Revista Ecclesia » «La Semana Santa no está solo en las procesiones por la calle»
Iglesia en España Última hora

«La Semana Santa no está solo en las procesiones por la calle»

Ana Medina, portavoz de la diócesis de Málaga, ha podido entrevistar a Eugenia María Acedo Tapia (Antequera, 1981), hermana del Rocío, Santa Eufemia y secretaria de la Sacramental de San Salvador y Archicofradía del Socorro Antequera. Para ella, ante la imposibilidad de que las procesiones salgan por nuestras ciudades, «la Semana Santa no está solo en las procesiones por la calle. Hay otras maneras de celebrar la Pasión y, sobre todo, la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, que es lo que verdaderamente conmemoramos en esta Semana».

«Muchas veces, los cofrades con tanto preparativo dejamos un poco de lado los oficios, ¡qué buen momento para vivirlos más profundamente! No puedo negar, de todas formas, la profunda tristeza que me embarga, como a todo cofrade, por no poder ver a mi Cruz de Jerusalén, a mi Padre Jesús Nazareno y a mi Madre del Socorro por las calles de Antequera, ni poder disfrutar del resto de desfiles procesionales de mi ciudad, dándonos una verdadera catequesis que nos empapa para todo un año».

Eugenia María Acedo ha estudiado en la Escuela Teológica San Manuel González, es cofrade de Arriba, madre de tres hijos (uno en camino), y doctora en Filología Hispánica, profesora titular de Didáctica de la Lengua y la Literatura en el Centro Universitario de Antequera María Inmaculada.

Ella fue la pregonera de la Semana Santa de 2019 y recuerda aquel momento con mucha ilusión y cariño: «Escribir el pregón te hace meditar tan de cerca con cada imagen que, cuando la ves en la calle, ya no te fijas tanto en lo superficial de la decoración, de las velas y las flores, sino que te lleva al año 33 y a sentirte más cerca de ese Jesús de Nazaret que tanto sufrió por nosotros y de esa Madre que lloraba desconsolada tras su hijo, y te hace preguntarte qué te quiere decir hoy ese Jesús que vuelve a salir a la calle para rememorar aquel momento».

Además, recuerda que «hay muchos católicos que critican la religiosidad popular, mucha gente que piensa que no fomenta la verdadera fe, sino solo un deseo de protagonismo. Hay gente que piensa que los cofrades somos “cristianos de chaqué y mantilla”, que solo nos acercamos a la iglesia para sacar los tronos a la calle y figurar en las procesiones». Sin embargo, Acedo indica que «en momentos tan duros como los que hemos vivido durante este año, más de uno (aun sin ir a misa o no rezar todos los días) se habrán acordado de esa imagen a la que le tienen devoción y/o en la que participan en su desfile procesional. Y la fe parte de ahí».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa