Revista Ecclesia » La Semana Santa en Burgos, por Francisco Gil Hellín, arzobispo de Burgos
dolorosa
Iglesia en España

La Semana Santa en Burgos, por Francisco Gil Hellín, arzobispo de Burgos

La Semana Santa en Burgos, por Francisco Gil Hellín, arzobispo de Burgos

 Mensaje del arzobispo de Burgos para el domingo 13 abril 2014

El pueblo cristiano de Burgos tiene dos modos de celebrar la Semana Santa. El uno consiste en convertir sus calles y plazas en un gran templo. El otro es acudir en mayor número y con más fervor a las celebraciones litúrgicas en las parroquias y en la Catedral. Son dos modos que se complementan y, de alguna manera se reclaman.

Sin duda, la participación en las celebraciones litúrgicas del Domingo de Ramos, del Jueves, Viernes y Sábado Santos y de la Vigilia Pascual y Domingo de Resurrección es el más importante. Porque en esas celebraciones revivimos, en el sentido más radical del término, los sagrados misterios de nuestra redención. No nos limitamos a tener un recuerdo emocionado de la muerte y resurrección de Jesucristo, sino que reactualizamos esos misterios, en cuanto los hacemos presentes a través de los sacramentos.

El corazón de todas las celebraciones es la Vigilia Pascual. Durante los primeros siglos, la comunidad cristiana lo tenía muy claro, porque vivía con fuerza la fe en la resurrección de Jesucristo. Era consciente de que los cristianos no seguimos a un crucificado que murió a manos de sus enemigos. Nosotros no nos detenemos en la tarde del Viernes Santo sino en la mañana de Resurrección. Si fuera el Calvario nuestra meta, seríamos unos pobres hombres y mujeres, porque iríamos detrás de un vencido. Pero si ponemos la meta –como la ponemos- en el sepulcro vacío porque Cristo ha resucitado, entonces podemos mirar de frente incluso a la misma muerte. La Resurrección de Jesucristo ha arrebatado su corona de reina a la muerte, porque la ha derrotado con la vida.

Todo esto todavía no ha calado entre nosotros. Hay que tener paciencia, porque llevamos muchos siglos viviendo con otros registros. Pero poco a poco lo iremos recuperando y terminaremos convirtiéndola en lo que es: el centro de todas las celebraciones del año. Desde aquí invito a todos los fieles a participar en la Vigilia Pascual.

Ciertamente se celebra por la noche y es larga. Pero tiene la contrapartida de ser, incluso desde el punto de vista meramente cultural, una celebración de enorme belleza. Os invito a acudir a vuestras parroquias. A la vez, os comunico que la de la Catedral tendrá este año una solemnidad añadida. Porque tendré la alegría de bautizar a ocho adultos y dos hijos de ellos. ¡Qué bonito sería que se vieran acogidos por una comunidad creyente, que se alegra de ver nacer nuevos hijos!

Pero junto a las celebraciones de la liturgia están los actos de la piedad popular. Ellos son una gran catequesis plástica para niños y mayores y un medio sencillo de acordarse de que Dios existe, de lo que Jesucristo ha hecho por nosotros entregando su vida para nuestra salvación y para hacernos hijos de un mismo Padre. Además ¿quién no se conmueve al ver una Dolorosa o un Cristo Yacente y dice una oración, aunque sea sin palabras?

La Semana Santa de Burgos tiene este año una novedad importante. Por primera vez procesionará la imagen del Santísimo Cristo de Burgos y se hará su descendimiento de la Cruz. Esto va a ser posible, porque el Cabildo Metropolitano ha hecho una copia que llama la atención por su fidelidad y verismo. Saldrá el día de Viernes Santo por la mañana en la Plaza de Santa María de la Catedral. Invito a todos, especialmente a los abuelos, a que, en compañía de sus nietos, participen en ese acto. Seguramente que a esos nietos no se les olvidará en toda su vida.

Me gustaría deciros que os deseo unos días santos, en los que lo religioso sea lo más importante. Pero esto no me impide desearos que sean también unos días en los que os reunáis en familia y aprovechéis para hacer un alto en el trabajo.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa