Revista Ecclesia » La Santa Sede prorroga el Año Jubilar Antoniano hasta el 13 de junio
Iglesia en España Última hora

La Santa Sede prorroga el Año Jubilar Antoniano hasta el 13 de junio

La Santa Sede ha concedido al Año Jubilar Antoniano una prórroga hasta el 13 de junio, festividad del santo de Padua. El obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza, solicitó a primeros de año al Papa Francisco prolongar el Año Jubilar Antoniano hasta el próximo la festividad de san Antonio, fiesta muy arraigada en la ciudad de Ceuta.

La junta de gobierno de la cofradía ha recordado que «en circunstancias normales el Año Jubilar hubiera finalizado este martes 16 de febrero, un año y un día después de su apertura, pero la situación sanitaria provocada por la covid-19 ha motivado esta solicitud de ampliación con la esperanza de que en junio la situación sanitaria haya mejorado, y al menos, podamos finalizar este Jubileo con la solemnidad correspondiente», con la presencia del obispo.

Tal y como lamenta la cofradía, «atrás queda un ilusionante y completo programa de actos cultuales y culturales, peregrinaciones y encuentros que no se han podido llevar a cabo». No obstante, recordaron que «a pesar de todo ello, y dado que la responsabilidad ha primado por encima de todo, cada martes y fines de semana, el santo ha estado arropado por sus fieles cofrades y devotos, y recogiendo numerosos frutos espirituales gracias a las indulgencias plenarias que han obtenido cuántos han peregrinado hasta la secular ermita del monte Hacho de Ceuta, con motivo de este VIII Centenario de la llegada del santo lisboeta franciscano hasta tierras africanas».

La junta de gobierno, por último, quiso agradecer a su párroco y director espiritual, el también vicario general de Ceuta, Francisco Jesús Fernández, y al obispo de Cádiz y Ceuta «las gestiones realizadas ante la Santa Sede para que se haya hecho posible esta prórroga».

La tradición del santo

Fue en el año 1220 cuando san Antonio de Padua viaja a África, desde su Portugal natal, siguiendo los pasos de sus hermanos menores, los protomártires de Marrakech: Berardo, Otón, Pedro, Acursio y Adyuto. Llegó a las costas africanas, concretamente a la ciudad de Ceuta en otoño de 1220, y partiendo de nuevo desde Ceuta a principios de 1221, ya enfermo de malaria. Desde entonces, la huella de Antonio se quedó clavada para siempre en esta tierra ceutí que le estima y que le honra, que le reza y celebra.

El logotipo de este 800 aniversario es obra del diseñador gráfico José Francisco Gallardo Gómez, en el que se muestra al santo, cruz en mano, en la proa de una embarcación, símbolo de la Iglesia. Barca que navega hacia África, la primera tierra de misión de la Orden Franciscana.

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa