Carlos Esteban, director del Observatorio de la Religión en la Escuela, y Mayte Ortiz, directora de la Fundación SM
Iglesia en España Última hora

La Religión en la escuela saca «notable»

Son los profesores mejor valorados por los alumnos, aun preguntando materia por materia. Es uno de los datos que sirven para dar a la asignatura de Religión una calificación de, al menos, «notable». Se trata de uno de los resultados que se desprenden de preguntar a los protagonistas en el Informe ERE 2020 sobre el panorama de la clase de Religión en la Escuela, presentado hoy, 4 de noviembre, en el espacio O Lumen de Madrid. «Hay un perfil de profesor de religión cercano, educador», ha señalado Carlos Esteban Garcés, director del Observatorio de la Religión en la Escuela (ORE) y autor del estudio.

Más importante todavía, las consecuencias que se siguen de los datos. Una, que la presencia de esta asignatura en la escuela no es un problema. De haberlo, «habría que buscar fuera de la comunidad educativa», ha afirmado Esteban. En este sentido, defendió que, con lo que se desprende del informe, «si queremos una buena educación pública, prescindir de las aportaciones de la clase de Religión sería preocupante». «Hemos sentado las bases para que se derriben estereotipos con estos datos. Quienes insistan en ellos, lo harán por razones no pedagógicas», ha sentenciado Esteban.

En el acto ha participado también Mayte Ortiz, directora de la Fundación SM, que espera que el documento sirva para «influir en el debate y llegar a buenas situaciones». Esta investigación, que se publica en medio del debate sobre una nueva Ley de Educación, pretende, aseguró Carlos Esteban, «llegar a las autoridades de las administraciones educativas y otros colectivos y agentes sociales, para dialogar sin imaginarios imaginados, sino sobre datos reales».

Ayuda a dar sentido

Para realizar el informe se ha preguntado a alumnos, profesores y familias; y a un colectivo al que no se le había pedido su opinión antes: los antiguos alumnos, quienes guardan en su inmensa mayoría un muy grato recuerdo de la asignatura. Lo suficiente como para decir que les ha hecho mejores personas y que, tres de cada cuatro, la recomendarían. De todo lo que les ha aportado, dos de cada tres destacan «que les ayudó a encontrar sentido, precisamente una de las claves de Religión», destacó Esteban.

El estudio señala, a la vez, algunos retos y espacios de mejora. A pesar de todas las aportaciones positivas de la asignatura, el currículum de esta materia podría ser mejor, según la opinión de los propios docentes. Esteban subrayó que «no es el mejor instrumento para las contribuciones educativas de las que hemos hablado». También ha señalado que es necesario que la Religión en la escuela tenga su autonomía.

Otro dato que muestra el informe a mejorar es el hecho de que menos de la mitad de profesores de esta materia sienten que la Iglesia les valora suficientemente. Preguntado por ello, Esteban ha apuntado a dos posibles causas. La primera, que hasta el cambio legislativo de 2006 las condiciones laborales, especialmente de los de Primaria en la Escuela Pública, han sido deficientes y algunas de sus mejoras han tenido que ser obtenidas con protestas o en tribunales. Otra posible causa que ha señalado el autor del informe es que existe «una persistente confusión de la clase de religión con catequesis o actividades parroquiales» en algunos ambientes eclesiales.

Algunos datos

  • Más del 70% de los alumnos afirman que la asignatura de Religión ayuda a conocer otras culturas y a ser más tolerantes

  • Los profesores de Religión son valorados por encima de la media de los de otras asignaturas, más en los centros públicos que en los concertados.

  • La asignatura de Religión obtiene un notable en el Informe ERE´2020 de la Fundación SM.

  • Alumnos: más del 64,5% cursa la asignatura de Religión, teniendo en cuenta todos los niveles y centros educativos.
  • Profesores: el 84% valora que la enseñanza de la religión contribuye a la

    formación ética y la ciudadanía global.

  • Cuatro de cada cinco de estudiantes que fueron a clase de Religión vinculan aquella formación a una mayor sensibilidad hacia las personas que sufren.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME