Revista Ecclesia » La religión católica en España
catolicos
Opinión

La religión católica en España

La religión son creencias y sentimientos que las personas humanas tienen sobre la existencia y dependencia de un Ser Superior, llamado Dios, que ha creado el universo, nos gobierna misteriosamente y providencialmente, y al que le rendimos de culto de adoración y  le pedimos y le damos gracias por los beneficios concedidos. Según la filosofía platónica-agustiniana estas creencias y sentimientos religiosos son percibidos por la inteligencia del ser humano mediante una iluminación especial de Dios. Según la filosofía aristotélica-tomista, son percibidos por la vía de la deducción lógica de que no hay efecto sin causa, siendo Dios la causa causarum.

   Históricamente, la religión es tan antigua como hombre, manifestándose de diversas formas, desde el fetichismo de los hombres salvajes, al culto a Osiris en Egipto, al de Marduk en Babilonia hasta al animismo, hinduismo, budismo, sintoísmo, judaísmo, cristianismo e islamismo, de tal manera, que podemos definir al hombre  como un animal racional, político y religioso. No conocemos pueblo que no haya tenido su religión. Los ciudadanos religiosos fueron ayer, son hoy y serán mañana, miles de millones extendidos por todas las naciones de este mundo.

El célebre filósofo Kant manifiesta que el ser humano necesita a Dios y a la religión para sostenerse moralmente en este mundo. La filosofía existencialista afirma que nacemos para morir y ser nada, lo que genera angustia humana, porque el ser humano ansía vivir más allá de la muerte. La religión cristiana nos enseña que nacemos para vivir una vida eterna más allá de nuestra muerte en el reino de Dios o de los Cielos conforme a las palabras de Jesús de Nazaret.

A lo largo de la historia, la religión cristiana católica ha sido el alma de  la formación y  la unidad de la nación española y de nuestras glorias literarias y artísticas, la archivadora de nuestros documentos, la fundadora de nuestras escuelas y universidades, el artífice de nuestros monumentos, la unión de los pueblos hispanos, la promotora de la lengua castellana y cultura españolas y la inspiradora de la primera constitución democrática española.

          Hoy día, la religión cristiana católica sigue siendo la mayoritaria de los ciudadanos españoles, a pesar del Estado laico de la actual Constitución, del laicismo y del anticlericalismo reinante de ciertos partidos políticos, fuerzas sociales, medios de comunicación y grupos de presión. Sin embargo, aprecian, admiran y aman a Jesús de Nazaret y a su mensaje evangélico de filiación divina, de fraternidad humana, de vida eterna y de odio a la hipocresía y a la injusticia.

Es necesario purificar nuestra religión católica a la luz de los Evangelios, de los Hechos de los Apóstoles y de las Cartas Apostólicas. Los cristianos y los clérigos debemos orar en secreto a Dios en la iglesia, en nuestra casa, en la calle y en el trabajo de cada día, compartir el dolor y sufrimiento humano con los demás, luchar contra la injusticia, ayudar materialmente y socialmente a los necesitados y abrirnos más a la vida imitando a Jesús de Nazaret que predicó el reino de Dios de vida eterna, curó a enfermos, resucitó a muertos, criticó la hipocresía de los fariseos, letrados y sacerdotes judíos y vino a este mundo para que tengamos vida abundante.

José Barros Guede

A Coruña, 5 noviembre del 2013



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa