Revista Ecclesia » La poesía es la Verdad con Belleza, por José Manuel Suárez
Cultura Última hora

La poesía es la Verdad con Belleza, por José Manuel Suárez

Miguel de Santiago es el mayor poeta religioso actual. Quede ya dicho en la primera línea. Lean:

«Esta es la luz

que enciende nuestra espera,

que inunda las tinieblas del pasado

[…]

que a todos nos calienta y nos acoge

en el umbral del día que no acaba».

Oigan los versos, no solo leerlos sino oírlos. Con su sonido propio y su sentido, con su ritmo veloz que parece estar empujándonos hacia algo. ¿O es hacia alguien? ¿Qué luz y qué espera están nombrando? ¿Qué tiniebla o qué día? ¿Quién acoge? La gran poesía, si tuviéramos oídos para oír, nos llevaría adonde ni siquiera sospechábamos, a la fuente espiritual de lo que somos, al manantial que sacia dejándonos sedientos de más ser.

La poesía es la Verdad con Belleza. ¿Pero existe la poesía? Si abrimos la Biblia veremos que la mitad es poesía. Y la otra mitad está tejida con los mimbres de la palabra poética, especialmente en lo que se refiere al constante simbolismo en sus páginas. Sí, la poesía existe. Pero alguien que busque la Verdad, ¿la buscará en ella? Lo dudo mucho. Ni siquiera en la Biblia lo hacemos. La oímos como quien oye el telediario. Me refiero al común de los cristianos, incluso cultos. Tanta poesía en la misa y otras celebraciones, en la liturgia de las horas, y hasta en las oraciones más comunes… Pero, ay, leída aceleradamente, insulsamente comentada, casi nunca explicada como lo que es: versos que dicen mucho más y mejor que cualquier prosa.

Pues bien, acaba de publicarse un buen libro sobre la poesía de Miguel de Santiago, que es bien conocido de los lectores de esta revista. En ella ejerció el periodismo muchos años: crónicas, artículos, reportajes, reseñas jalonan su paso laborioso por la redacción. ¿Algún lector conocía su obra poética? Ahora es la ocasión de descubrirla y de descubrirlo a él en lo que sobre todo es, por encima de sus otros afanes: poeta.

La autora, Carmen Casado Linarejos, en La poesía de Miguel de Santiago (Ed. Institución Tello Téllez de Meneses, de Palencia), traza con sencillez y claridad las líneas maestras de su creación. Paso a paso va comentando los libros con ejemplos concretos, como contrapunto fiel a las palabras con que nos los presenta y resume. Emociona ver el cariño con que se adentra en sus versos, cincelados a conciencia. Poesía de corte clásico, pero fecundada por los mejores logros expresivos de la modernidad; poesía honda y trascendente, emotiva y delicada, en la que con firme vuelo nos pone en disposición de que nos alcance el Dios deseante y deseado.

El libro, por ser una espléndida introducción a la poesía de Miguel de Santiago, también lo es a su obra magna, El camino del alma hacia el Amor. Obra poética y comentarios (2012). En ella fue explicitando el sentido de su obra. Desde San Juan de la Cruz nadie había escrito algo parecido.

Lo dicho: la Verdad con Belleza; poesía en la verdad.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa