Especiales Ecclesia Semana Santa 2017

La Pasión según San Mateo, de J.S. Bach por la Fundación Excelentia en Madrid

Fundación Excelentia programa la más grande de las “Pasiones” jamás compuesta
La Pasión según San Mateo de J.S. Bach el martes 4 de abril en el Auditorio Nacional de Música

La que ha sido considerada por los expertos como “la más grande de las Pasiones jamás compuesta”, La Pasión según San Mateo, de J.S. Bach, será interpretada en el Auditorio Nacional de Música de Madrid como anticipo de la Semana Santa el próximo 4 de abril a las 19:30, gracias a Fundación Excelentia, dentro de su ciclo «Grandes Coros del Mundo. Contará con la participación del prestigioso Bach Choir de Stuttgart, coro especializado en la obra de Bach y, sobre todo, en esta pieza. Intervendrán también la London & Vienna Kammerorchester, la Sociedad Coral Excelentia de Madrid y la Escolanía del Sagrado Corazón de Rosales. Entre los solistas están el tenor Andreas Post, la soprano Maria Palaska, el contralto Julia Böhme y el bajo Ulf Bästlein, dirigidos por el maestro Jörg-Hannes Hahn.

Alguien que conoció bien a Bach, su segunda esposa, Ana Magdalena, confiesa que su admirado Sebastián fue la persona más sensible a los valores religiosos que conoció en su vida, en la que pudo tratar a personas de alta espiritualidad. De esa profunda y sincera piedad surgieron sus dos inigualables Pasiones: la Pasión según San Juan (1724) y la Pasión según San Mateo (1729). Esta última es, posiblemente, la más grande obra religiosa de la historia de la música: texto y música, fidelidad al relato evangélico, elevada creación poética, piedad…, se unen en ella de manera que no es posible separar ningún aspecto como más sobresaliente. Con una duración de más de dos horas y media, es la obra más extensa del Bach.

La Pasión según Mateo fue interpretada el 15 de abril de 1729 (Viernes Santo) en la iglesia de Santo Tomás en Leipzig bajo la dirección del compositor, aunque no fue bien acogida en su tiempo por su estilo “operístico. Tras la muerte de Bach, la obra cayó en el olvido (como, en general, toda la obra del compositor) y no fue hasta 1829 cuando el compositor y director Felix Mendelssohn volvió a interpretarla con la Sing-Akademie de Berlín en una versión abreviada. La reinterpretación de esta obra dio inicio a un fuerte interés por el estudio y el análisis de las obras de Bach, particularmente las de gran escala, que ha persistido hasta nuestros días.

En opinión del crítico y experto en música clásica, habitual colaborador de Fundación Excelentia, Carlos de Matesanz, se trata de “la más grande de las Pasiones jamás compuesta ha sido estudiada hasta en su más mínimo compás y, lo mejor de todo, ha sido escuchada una y otra vez con admiración y respeto por públicos de todos los rincones del mundo y de todos los niveles culturales y sociales. Es, sin duda, una obra universal. Lo cual no deja de ser sorprendente, dada su enorme extensión -que requiere un esfuerzo casi físico para oírla completa- y su complejidad. A pesar de ello, el menos formado de los oyentes puede sentirse abrumado ante tal experiencia, pero jamás decepcionado; la obra, en su desnuda y directa grandeza, sigue atrapando, generación tras generación, a todas las sensibilidades, sin excepción. No hace falta ser experto, ni siquiera melómano: basta con saber ver y oír, basta con sentir. Pertenece a ese tipo de obras palmaria e indiscutiblemente grandes, inmortales a todos los efectos, que siempre serán admiradas. Entrar en la Capilla Sixtina produce una sensación de grandeza que va más allá de lo racional, pues la experimentan hasta quienes no saben quién es Miguel Ángel; la “contemplación” de la Pasión según San Mateo reproduce esa misma sensación, incluso en quienes no saben quién fue Bach.”

“Pero lo que se esconde tras la fachada del monumento es más conmovedor. –añade Matesanz–. Es el compendio de todo el arte y la ciencia musicales desde prácticamente el comienzo de la Historia de la Música. Si había un hombre que pudiera resumir todo el saber musical de la polifonía renacentista italiana y el contrapunto del alto barroco alemán, si había un fino catador capaz de espumar y asumir la inspiración melódica de italianos y franceses, si había un músico con la más alta competencia técnica y con una sensibilidad espiritual desarrollada día a día en su labor de kapellmeister, ése tenía que ser Johann Sebastian Bach. Y la Pasión según San Mateo es la obra en la que lo culminó y lo destiló todo. Bach –y en ningún otro Bach es más evidente que en el de la Pasión según San Mateo– es el resumen de todo lo anteriormente dicho y hecho en música, y la Pasión según San Mateo es su “summa” artística. Después, la Historia de la Música tuvo que tirar por otros derroteros, porque lo alcanzado por Bach en obras maestras como ésta es un “non plus ultra” que obligó a los músicos a inventar nuevos caminos.”

La Fundación Excelentia es una fundación privada sin ánimo de lucro que desarrolla sus actividades en el campo de la cultura. Nace para contribuir a la promoción del patrimonio lírico-musical e impulsar la creación y representación de las artes musicales en todas sus variedades adoptando y aunando las iniciativas necesarias para que se cultiven en libertad y perfeccionamiento permanentes. Son objetivos primordiales de la Fundación la difusión y divulgación de la música y el cultivo de nuevos valores musicales. Entre sus actividades fundamentales se encuentra la organización del Ciclo de Conciertos Excelentia que tiene lugar en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música de Madrid. Promocionando este ciclo la Fundación pretende acercar la música de calidad a todos los públicos con un amplio repertorio.

Más información: www.fundacionexcelentia.org

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
La Pasión según San Mateo, de J.S. Bach por la Fundación Excelentia en Madrid, 7.0 out of 10 based on 2 ratings
Print Friendly, PDF & Email