Blog del exdirector Jesús de las Heras Especiales Ecclesia Pascua

La Pascua en los prefacios de la Misa, por Jesús de las Heras

pila bautismal

La Pascua en los prefacios de la Misa, por Jesús de las Heras

Muriendo destruyó nuestra muerte y resucitando restauró la vida”

El Prefacio es la parte de la plegaria eucarística de la Santa Misa, previa a la consagración, en la que el sacerdote, en nombre todo el pueblo santo, glorifica a Dios Padre y le da las gracias por toda la obra de la salvación o por algunos de sus aspectos particulares, según las variantes del día, fiesta o tiempo litúrgico.

En el actual Misal Romano hay cinco Prefacios generales de Pascua. Dos son sus grandes enseñanzas: la victoria de Jesucristo sobre la muerte y el anuncio y prenda de esta victoria también para nosotros. Dicho de otra manera: la Pascua no es la Pascua de Cristo sino que desde ella lo es para nosotros.

La lectura y meditación de estos cinco prefacios pascuales nos muestra espléndida y hermosamente la identidad del Pascua, que ahora desglosamos ya agrupamos -algunos de ellos  podrían repetirse en su emplazamiento en razón de la riqueza y hondura de su contenido- en los siguientes tres  bloques temáticos:

1.- ¿Quién es Jesús Resucitado?

? El verdadero Cordero que quitó el pecado del mundo.

? Es sacerdote, víctima y altar.

? El no cesa de ofrecerse por nosotros, de interceder por todos ante ti.

? Inmolado, ya no vuelve a morir; sacrificado, vive para siempre.

2.- ¿En qué consistió su resurrección?

? Muriendo destruyó nuestra muerte y resucitando restauró la vida.

? En su muerte, nuestra muerte ha sido vencida y en su resurrección todos hemos resucitado.

? Con la inmolación de su cuerpo en la cruz, dio pleno cumplimiento a lo que anunciaban los sacrificios de la antigua alianza.

3.- ¿Cuáles son para nosotros los efectos de su resurrección?

? Por El los hijos de la luz amanecen a la vida eterna, los creyentes atraviesan los umbrales del reino de los cielo.

? En El fue demolida nuestra antigua miseria, reconstruido cuanto estaba derrumbado y renovada en plenitud de la salvación.

? Se ofreció a sí mismo por nuestra salvación.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.