Diócesis Iglesia en España

La parroquia de Santo Domingo de Albacete inaugura templo, que abarca a los barrios de Hermanos Falcó y Universidad

Por César Tomás/mcs@diocesisalbacete.org

El pasado 29 de septiembre el Obispo de Albacete, Ciriaco Benavente, consagró un nuevo templo para la parroquia de Santo Domingo que se encuentra situado en la calle Marqués de Santillana esquina con calle Literatura nº 24. Hablamos con el párroco,  Fco. Javier Avilés.

– ¿Una nueva parroquia en Albacete?

– No, la parroquia de Sto. Domingo tiene ya 37 años, nació con el barrio de Hnos. Falcó (las 500). Pero las instalaciones provisionales con las que empezó su andadura se quedaban pequeñas e insuficientes, y más ahora que la ciudad ha crecido notablemente, con el barrio Universidad y las edificaciones en la AB 20 (calle de la Informática). Lo que se ha inaugurado es la nueva sede parroquial, con el templo y las dependencias para la catequesis y Cáritas. Ha sido el fruto de muchos años y muchas personas que son las verdaderas protagonistas.

 

     – ¿Qué características tienen estas nuevas instalaciones parroquiales?

– Como dijo don Ciriaco en la homilía de la Eucaristía de consagración y dedicación del nuevo templo, se trata de una edificación sencilla pero muy digna. El templo es amplio y diáfano, luminoso y sobrio en sus líneas. Su única ornamentación, en un contraste notable con un edificio moderno, es un retablo rococó (s. XVIII) que nos han donado y que, en opinión del historiador Luis Guillermo García Saúco, enriquece nuestro patrimonio artístico. El retablo lo ha restaurado Pablo Nieto, de la empresa “El Parteluz”. Por lo demás, la parte de aulas es muy funcional.

 

     – ¿Quiénes han sido los responsables del proyecto y la edificación?

– El arquitecto es Francisco Saltó, los aparejadores son Patricia Sánchez, Javier Ortiz y Pedro Villarías. La construcción la  ha realizado José García, de la empresa Cotealba. Pero la iniciativa última ha sido de la diócesis, por eso, queremos agradecer la disposición y determinación del ecónomo diocesano, José Sánchez, y de todo el Consejo Económico Diocesano.

 

     – Debe ser difícil construir un templo en los tiempos que corren.

– Sí, por eso nuestra gratitud es mayor y aprovecho la ocasión para enviar un mensaje de ánimo a todas las parroquias e instituciones de nuestra Iglesia diocesana: merece la pena compartir esfuerzos y recursos y, sí, confirmo que la fraternidad y comunión es un hecho, que no es cierto que cada uno vaya a lo suyo. Nuestras comunidades lo saben pero hay que confirmarlo: con lo que todos ponemos en común, se puede hacer realidad el mandato evangélico de la solidaridad y la corresponsabilidad.

 

     – ¿Qué horarios de misas tiene la parroquia?

– El horario de misas de la parroquia es de miércoles a viernes a las 19:30 h., los sábados (o víspera de festivo) a las 19:30 h., y los domingos y festivos a las 12 h. y a las 19:30 h.

 

     –  Por último ¿cómo ha vivido la parroquia este acontecimiento?

– Pues aparte de la gratitud por esa comunión de bienes a la que hacía referencia antes, la comunidad parroquial siente una gran alegría por mejorar el servicio que ofrecemos a los barrios de Hermanos Falcó y Universidad. Han sido muchas las personas que han colaborado de muchas maneras y que han expresado así su cercanía y cariño con nosotros, a todos ellos nuestra gratitud y deseo de que Dios les bendiga.

 

Elementos arquitectónicos de la Parroquia

Francis Salto

 

     – Lucernario en forma de CRUZ: Surge de lo que llamamos la quinta fachada, la cubierta; una cruz latina grande, pesada, que se verá desde lo alto, y que a vista de pájaro acercándonos con el GPS nos indica que hay una parroquia. Al interior es lucernario en forma de CRUZ latina, que nos congrega a todos en asamblea.

 

Ventana al patio: Representa esa mirada a toda la creación, al jardín (Edén), al relax, silencio orientado al sur, espacio preámbulo de vida nueva.

 

La vidriera: La vidriera orientada al saliente, nos llena de colores el nuevo día, la nueva vida.

 

Templo blanco: El blanco simboliza la pureza, lo limpio y puro que debemos tener nuestro templo interior para acoger la Palabra.

Puertas altas: Representan el amor tan alto y grande con el que acoge el Padre a sus hijos.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email