virgen-los-llanos
Iglesia en España

La nueva Fundación Virgen de los Llanos asume la gestión del Colegio diocesano de Albacete

La nueva Fundación Virgen de los Llanos asume la gestión del Colegio diocesano de Albacete

La Fundación Diocesana de Enseñanza Virgen de Los Llanos se ha constituido este año en Albacete como una obra de formación y educación cristiana sin ánimo de lucro. Nace, por tanto, para abrir las puertas de sus aulas a los más necesitados, bajo la dirección del Obispado. Así, podrá crear, dirigir y asumir la gestión de centros educativos.

Los beneficios de la fundación irán dirigidos al alumnado, teniendo especial consideración con los sectores más desfavorecidos. Y es que parte de la premisa de que procurando una formación integral contribuye a crear una sociedad más humana, libre y solidaria. Para alcanzar estos objetivos, la Fundación Virgen de Los Llanos ha asumido la titularidad del Colegio Diocesano de Albacete, un centro, hoy concertado, que nació en 1968 de la mano del Obispado, para que la oferta educativa llegara realmente a los niños de todos los barrios de la ciudad.

Su ubicación, en la calle Alcalde Conangla, le permite acoger en sus aulas a alumnos de Educación Infantil, Primaria y Secundaria procedentes, en su mayoría, de los barrios de La Estrella y La Milagrosa. Hay que tener en cuenta que, con un significativo porcentaje de población inmigrante, la crisis se ha cebado especialmente con estas zonas de la ciudad, donde las ayudas de organizaciones como Cáritas y los subsidios son, en muchos casos, los únicos medios para sortear la pobreza.

El Colegio Diocesano seguirá trabajando, con el respaldo de la fundación, para cambiar una realidad injusta. Un amplio número de sus alumnos no dispone de un ambiente propicio para realizar las tareas escolares; las familias tienen un nivel de formación tan bajo que su implicación en las responsabilidades educativas y de estudio resulta muy complicado; la mayoría de los alumnos carece de un lugar adecuado en casa para estudiar, sin acceso a Internet, libros o diccionarios y, en definitiva, sin recursos para material escolar. Este panorama ha llevado a que el centro establezca como prioridades el aula matinal y el comedor escolar, recursos con los que garantiza dos de las comidas más importantes del día. Además, los fondos que le llegan los invierte en las tareas de refuerzo y apoyo, la adquisición de material escolar, actividades deportivas, culturales, lúdicas y pastorales, formación de padres y familiares y la incorporación paulatina del uniforme.

Print Friendly, PDF & Email