Revista Ecclesia » La Noticia
Rincón Litúrgico

La Noticia

«Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación»  (Mc 16, 15)

Señor Jesús, creo que tú eres el Evangelio, es decir tú mismo eres la Buena Noticia que el Padre celestial nos ha enviado. Por ti conocemos la bondad, la misericordia y el amor del Padre.

Por eso es imprescindible verte y escucharte. Nuestros sentidos son las ventanas por las que entra en nosotros la certeza de la presencia de Dios en nuestro mundo y en  nuestra peripecia personal.

Ahora bien, no podemos apropiarnos en exclusiva la Buena Noticia que tú has querido comunicar a todos los hombres y mujeres de todo tiempo y lugar. Ya sabemos que tus discípulos primeros anunciaban con gozo que habían visto al Señor.

Esa era la Buena Noticia. La Noticia que colma de sentido cada momento de nuestra vida, la Noticia siempre esperada y que, al mismo tiempo, nos llena de esperanza. La Buena Noticia que nos llena de alegría y de audacia. La Noticia que salva.

 Y tú has querido confiarme la preciosa misión de proclamar el Evangelio. No sé si siempre he sabido valorar este encargo que revela la confianza que has tenido en mí. Y no sé si he sabido aceptar, vivir y transmitir ese cuasi-sacramento de tu Noticia.

A veces me pregunto si no he perdido muchas ocasiones de proclamar tu Evangelio. En otras, he cuidado más la forma que el contenido del mensaje de salvación. Y, todavía en otras ocasiones le he limado las uñas para que no hiriera sensibilidades.

Confieso que he pecado de cobardía, ocultando las partes del mensaje que me dejaban en evidencia y me acusaban ante los ojos y los oídos de mis hermanos. Reconozco con dolor que no he sido fiel a la misión que me confiaste.

Tú sabes bien, Señor, que muchas veces me he anunciado a mí mismo en lugar de anunciarte a ti. He olvidado que el Evangelio eres tú. Solamente espero que tengas conmigo esa misericordia que es la verdadera clave de tu vida y de tu mensaje. Amén.

 

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa