La Inmaculada, nueva imagen de la Iglesia
Carta del Obispo Iglesia en España

La Inmaculada, nueva imagen de la Iglesia, según el arzobispo de Valencia, Carlos Osoro

Por Antonio DIAZ TORTAJADA, sacerdote-periodista

“¡Cuántos poetas y pintores, teólogos y escritores han cantado las grandezas de María Inmaculada!”, con esta exclamación comienza su carta pastoral sobre la Inmaculada Concepción “nueva imagen de la humanidad”, el arzobispo de Valencia Carlos Osoro Sierra.

En la Santísima Virgen María, señala el arzobispo valenciano, “el pueblo ha sabido captar las glorias de María e, incluso, antes de proclamar el dogma de la Inmaculada Concepción, hombres y mujeres del pueblo así lo reconocían y vivían. Tenemos el ejemplo vivo en nuestra Archidiócesis de Valencia de cómo el pueblo captó esta realidad y la ha sabido mantener a través de los tiempos. El ejemplo de Ontinyent y la fuerza que ha tenido el dogma de la Inmaculada Concepción es evidente. Esta realidad ha configurado su historia, sus costumbres, sus ideales más altos”.

“Con esta líneas, subraya monseñor Carlos Osoro, os invito a todos a vivir la alegría que nace del cariño inmenso de Dios a los hombres y que la encontramos ya en la Virgen María.”, para añadir “que el Salvador del género humano debía recoger a todos los hombres. Y así como Adán fue hecho con esa tierra escogida, inmaculada y virgen sin lluvia del cielo, así el nuevo Adán debía nacer de una tierra inmaculada y virgen, sin lluvia de varón, para posibilitar el inicio de la nueva creación. La Virgen María refleja la perfección del plan de Dios, vincula a Cristo con el primer capítulo del Génesis. No habrá hombre nuevo sin tierra nueva. No habrá un cielo sin suelo”

Despues de indicar que la Inmaculada Concepción nos recuerda cómo la primera mujer es causa de muerte para los que vivían y cómo la segunda María, es causa de salud para los mortales, y que ella es la materia santa de donde Cristo recibe la carne añade que “siempre me han impresionado las palabras de la Virgen María a Bernardette: “Yo soy la Inmaculada Concepción”. ¡Cómo desvela María la gracia extraordinaria que Ella recibió de Dios! La gracia de ser concebida sin pecado. María es la mujer de nuestra tierra que se entregó por completo a Dios y recibió de Él el privilegio de dar la vida humana a su eterno Hijo”.

“Así aparece María, dice el arzobispo, como la expresión máxima de la belleza y de la hermosura transfigurada, la imagen de la nueva humanidad. Se nos presenta en esta historia como la criatura que vive en una dependencia total y absoluta de Dios, en la que manifiesta lo que es la libertad plena que tiene sus cimientos en el reconocimiento de la genuina dignidad que Dios le ha dado y nos desvela a nosotros nuestra propia dignidad, la que podemos alcanzar en Cristo. Ella nos muestra cómo ponerse en manos de Dios es encontrar el camino de la libertad verdadera, ya que solamente volviéndose hacia Dios el ser humano llega a ser él mismo”

“En manos de Dios encuentra su verdadera vocación, creada a su imagen y semejanza. Precisamente aquí está el drama del hombre hoy, cuando margina a Dios de su vida y vive desde sí mismo, no se encuentra, vive aturdido, sin sentido, en la desesperanza. Y es que sólo en manos de Dios encuentra su vocación verdadera, su imagen real. La Inmaculada Concepción es el reflejo de la Belleza que salva al mundo: nada más ni nada menos que la belleza de Dios que resplandece en el rostro de Cristo, a quien Ella ha llevado en su vientre, y lo entrega en la historia para que los hombres contemplen su Gloria y su Belleza”

Concluye monseñor Carlos Osoro expresando que “ella vivía sumergida en la Palabra de Dios y por eso hablaba con palabras de Dios, pensaba con palabras de Dios, recibía la sabiduría de Dios. Con su vida nos recuerda, para que nunca lo olvidemos, que “donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia”. Nos manifiesta siempre que no tengamos miedo, nos propone con fuerza que hemos de vivir así: “haced lo que Él os diga.  Ella nos invita a vivir abiertos a la acción de Dios, a decirle siempre “sí” y a mirar a los demás como Él mismo mira: con misericordia, amor y ternura infinita”.

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
La Inmaculada, nueva imagen de la Iglesia, según el arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email

Antonio Díaz Tortajada

Antonio Díaz Tortajada nació en 1947 en Castielfabib (Valencia). Sacerdote diocesano desde 1973. Miembro del Instituto Secular Jesús Sacerdote. Licenciado en Teologia, Ciencias de la Información y Diplomado en Psicología. Fundador de la emisora católica "Radio Luz de Valencia". Actualmente Consiliario de la Junta Diocesana de Hermandades y Cofradías. Columnista habitual en los diarios locales valencianos. Autor, entre otros libros, de: "Evangelización, lenguaje y cultura" (1983), "Llamados para anunciar el Evangelio de Dios" (1984), "Me encanta mi heredad" (1989), "Juan Pablo cree en los jóvenes"(1990), "El camino de la Cruz" (1991), "Arriesgar la palabra"(1993), "Plegarias" (1994), "El silencio de Dios" (1994), "Vivir lo que esperamos" (1997), "Viacrucis del Hombre Dios" (2000), "Háblame de Jesús" (2001) y "Variaciones sobre el Génesis" (2005)

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.