Precisamente, esta misma tarde, el obispo de Tenerife celebrará una Eucaristía en el Santuario de Nuestra Señora de las Nieves, para pedir a Dios «esperanza y fortaleza en estos momentos difíciles» para los palmeros y dar gracias por «los medios técnicos y humanos que han permitido anticipar la erupción y poner a salvo a la población, no teniendo que lamentar víctimas personales».

Asimismo, el prelado ha invitado a los sacerdotes de la diócesis a que, el viernes 24 de septiembre, celebren la eucaristía con la misma intención.