Revista Ecclesia » La Iglesia de San Miguel ha acogido la clausura del curso pastoral de la Delegación de Misiones de Toledo
envio-misionero-toledo

La Iglesia de San Miguel ha acogido la clausura del curso pastoral de la Delegación de Misiones de Toledo

La Iglesia de San Miguel ha acogido la clausura del curso pastoral de la Delegación de Misiones de Toledo

La Diócesis de Toledo vive con “generosidad y alegría” un emocionante envío misionero 

Miembros del Consejo  Diocesano de Misiones, del Grupo de Oración y Animación Misionera de la Delegación de Misiones, misioneros y misioneras, han participado en la celebración de la Eucaristía y en la clausura que ha estado presidida por el Delegado de Misiones, Jesús López Muñoz, acompañado de Javier Salazar Sanchís, Párroco de Santos Justo y Pastor y Mariano Merchán Serrano, misionero diocesano.

 

Este fin de semana la Iglesia de San Miguel de Toledo ha acogido la clausura del curso pastoral de Misiones, que este año ha estado marcada por el envío de los hombres y mujeres, jóvenes, que participarán los próximos meses estivales en la misión, desarrollando una experiencia misionera esencialmente en Perú, en la Diócesis de Lurín y en la Prelatura de Moyobamba, entre otros lugares.

 

Misioneros que están vinculados a parroquias de la Diócesis de Toledo, que reafirman su pertenencia a la Iglesia, fortaleciendo su vínculo con la diócesis, dando un testimonio público de que no se trata de un proyecto de vacaciones solidarias, sino que son enviados como cristianos a colaborar con la tarea evangelizadora de la Iglesia, por lo que la ceremonia de envío posee como momentos centrales el gesto de la bendición y la imposición de la cruz misionera.

 

Por ello, en este “Año de la Fe”, el Delegado de Misiones de Toledo, Jesús López Muñoz, ha querido señalar que para él “es un verdadero regalo acabar este curso pastoral con el envío misionero, porque son muchos los que han escuchado la llamada del Señor, son estos hombres y mujeres los que se han sentido urgidos a ser enviados para anunciar a Dios, para compartir con otros la gran riqueza que es Jesucristo”.

 

Los misioneros que han participado en esta ceremonia, y aunque poseen una procedencia variada y tendrán una función diversa en su misión, poseen algo en común, que es el deseo de compartir su fe, fundamento que motiva su generosidad y alegría por servir a los hermanos. Son nuestros misioneros, que con gran amor a Dios y a los más necesitados, van adonde la Iglesia Diocesana de Toledo les envía a llevar la alegría de la Pascua.

 

Desde esa alegría, el Delegado de Misiones, Jesús López Muñoz, acompañado por Javier Salazar Sanchis, párroco de Santos Justo y Pastor, que ha participado como misionero en la ceremonia de envío, y del misionero Mariano Merchán, ha querido destacar algunos puntos del mensaje pontificio del DOMUND 2013, mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de las Misiones que se celebrará el próximo mes de octubre. El delegado toledano de misiones ha señalado que “el Papa afirma que ¡todo el mundo debería poder experimentar la alegría de ser amados por Dios, el gozo de esta salvación! Un don que no se puede conservar para uno mismo, sino que debe ser compartido, porque si queremos guardarlo sólo para nosotros mismos, nos convertiremos en cristianos aislados, estériles y enfermos”, por ello enfatiza que “el anuncio del Evangelio es parte de ser discípulos de Cristo y es un compromiso constante que anima toda la vida de la Iglesia”.

 

López Muñoz, siguiendo el mensaje pontificio, ha recordado a los hombres y mujeres, fieles laicos en su mayoría, que “la fuerza de nuestra fe, a nivel personal y comunitario, también se mide por la capacidad de comunicarla a los demás, de difundirla, de vivirla en la caridad, de dar testimonio a las personas que encontramos y que comparten con nosotros el camino de la vida”.En ese sentido, la Delegación de Misiones se ha sumado a la invitación del Papa Francisco “a los Obispos, a los Sacerdotes, a los Consejos presbiterales, a cada persona y grupo responsable en la Iglesia a dar relieve a la dimensión misionera en los programas pastorales y formativos, sintiendo que el propio compromiso apostólico no está completo si no contiene el propósito de dar testimonio de Cristo ante las naciones, ante todos los pueblos”, porque “la misionariedad no es sólo una dimensión programática en la ida cristiana, sino también una dimensión paradigmática que afecta a todos los aspectos de la vida cristiana”.

 

Y esto da fuerza a la misión y hace sentir a cada misionero y evangelizador que nunca está solo, “que forma parte de un solo Cuerpo animado por el Espíritu Santo”, destacando que “la naturaleza misionera de la Iglesia no es proselitista, sino testimonio de vida que ilumina el camino, que trae esperanza y amor”.

 

La Iglesia, como ha repetido en diferentes ocasiones el Papa Francisco, “no es una organización asistencia, una empresa, una ONG, sino que es una comunidad de personas, animadas por la acción del Espíritu Santo, que han vivido y viven la maravilla del encuentro con Jesucristo y desean compartir esta experiencia de profunda alegría, compartir el mensaje de salvación que el Señor nos ha dado. Es el Espíritu Santo quién guía a la Iglesia en este camino”.

 

Gratitud, alegría y misión

 

El Delegado de Misiones ha tenido palabras de gratitud para todos los miembros y colaboradores de la Delegación de Misiones, destacando el trabajo y el compromiso voluntario de muchas personas, que contribuyen con alegría a la misión. Ha destacado también el trabajo desarrollado por la Fundación EUNTES – Toledo para el mundo. Pero de manera especial la gratitud se ha situado y centrado en todos los misioneros y misioneras, y personalizado en los que hoy recibían la cruz misionera, más de 160 de la diócesis toledana, que repartidos por el mundo contribuyen al encuentro con Jesucristo.

 

En esta jornada de clausura, que ha contado con una convivencia fraterna y misionera, se ha entregado a todos los asistentes un ejemplar de la Memoria de Actividades de la Delegación, además de informaciones institucionales de la propia Delegación, de la Fundación EUNTES, por parte de su director Francisco Villacampa, y del Grupo de Oración y Animación Misionera.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa