Revista Ecclesia » La iglesia de Orihuela – Alicante destina 4 millones de euros a las familias necesitadas
orihuela-alicante

La iglesia de Orihuela – Alicante destina 4 millones de euros a las familias necesitadas

La Diócesis presenta en el marco del Día de la Iglesia Diocesana su realidad apelando a la colaboracio?n de todos los diocesanos

La Iglesia española celebra este próximo domingo, 17 de noviembre, el Día de la Iglesia Diocesana. Y este año lo hace con el lema “La Iglesia con todos, al servicio de todos”. La Diócesis de Orihuela-Alicante, en el marco de esta jornada, presenta sus cifras económicas y sigue apelando a la colaboración de todos los diocesanos.

 

“El Día de la Iglesia Diocesana nos recuerda una realidad evidente en la vida de nuestras comunidades y servicios eclesiales, la realidad de una Iglesia cercana a todos y servidora de todos” explica el obispo diocesano, monseñor Jesús Murgui.

 

En este sentido Cáritas Diocesana sigue siendo un gran apoyo para las familias más necesitadas de la provincia de Alicante destinando en el último ejercicio más de 4 millones de euros a la labor social y atendiendo con ellos a 72.178 personas,  un 12% más con respecto al 2011. Esta labor caritativa y asistencial está potenciada por las 162 Cáritas parroquiales que funcionan a pleno rendimiento, con 1.373 voluntarios y 36 centros donde se desarrollan acciones de empleo. Entre ellos destaca la puesta en marcha en los últimos meses del Proyecto GEMA (cooperativa destinada principalmente al reciclaje y a la reutilización de aparatos eléctricos y electrónicos) y el Proyecto ISLA (centrado en la inserción social y laboral de mujeres en riesgo de exclusión a través de la recogida, selección y reparto de ropa).

 

“En nuestros pueblos la Iglesia ha cuidado y cuida los momentos más significativos de la vida de sus vecinos y ha transmitido y guardado, como nadie, momentos y celebraciones que configuran la identidad de todo el colectivo. Y si miramos a las barriadas de las ciudades, las parroquias y otras realidades eclesiales han sido, infinidad de veces, referencia para poder encontrar servicios abiertos a todos, lugares y acciones que han sido arranque y sostén de la identidad creadora de la personalidad de la misma barriada” añade en este sentido monseñor Murgui.

 

Pero la unión de la Iglesia de Orihuela-Alicante no olvida tampoco a los que están sufriendo más allá de nuestras fronteras geográficas. A través del Secretariado Diocesano de Misiones  se aportó a la campaña del Domund 2013, 265.218,09 €.

 

Por eso en el marco del Día de la Iglesia Diocesana que se celebra este domingo “es importante que nos sintamos Iglesia que camina por estas tierras alicantinas y que en la medida de nuestras posibilidades ayudemos a generar recursos para seguir haciendo el bien a tanta gente buena, pero que en estos momentos lo está pasando mal” afirma el responsable del Secretariado Diocesano para el Sostenimiento de la Iglesia, José Luis Satorre.

 

REALIDAD DE NUESTRA DIÓCESIS

 

En este marco la Administración Diocesana aporta en el marco del “Día de la Iglesia Diocesana” las cifras económicas del 2012 con el objetivo de ofrecer sus cuentas de forma clara y transparente.

 

La Diócesis gastó en 2012 8.781.991,37 euros de los cuales 3.945.990,97 euros fueron destinados a personal y Seguridad Social. Por otro lado, 1.262.670,39 van para ayuda de Parroquias, Seminarios de formación para los futuros sacerdotes, templos de nueva construcción, así como 457.000 euros destinados a la Casa Sacerdotal, residencia para los sacerdotes jubilados o sin residencia parroquial en Alicante. Otros 710.906,26 euros fueron dedicados a las actividades pastorales y al conjunto de necesidades de la Comunidad Diocesana.

 

Por otra parte la Diócesis destinó 585.598 euros al Fondo Común Interdiocesano, fondo de colaboración de todas las diócesis españolas, y necesita 1.819.825,75 euros para sufragar los gastos financieros, de funcionamiento, de asignación tributaria a la Hacienda Pública y poder cubrir las amortizaciones.

 

Los ingresos del 2012, 8.448.575,33, proceden en su mayoría de las aportaciones de las parroquias y de los sacerdotes al Fondo Común Diocesano y de la Asignación Tributaria de donde, en su conjunto, sale cerca del 80% del total, 6.592.387,40 euros. El resto se reparte entre ingresos por servicios, colectas extraordinarias, donativos o aportaciones de otras entidades diocesanas al Fondo Común.

 

En este sentido hay que recordar que la Iglesia no recibe nada de los Presupuestos Generales del Estado. Los contribuyentes eligen libre y voluntariamente, cada año, poner la X en la declaración de la renta. En nuestro caso esto supone más del 50% de la financiación de nuestra Iglesia diocesana. El resto nos llega de la aportación de los fieles” explica José Luis Satorre.

 

La realidad diocesana, más allá de los datos económicos, abarca 78 municipios en los que se reparten las 215 parroquias con 350 sacerdotes. La vida religiosa está enriquecida con la presencia de 13 comunidades de vida contemplativa, 89 de vida activa y 8 institutos seculares. Se han celebrado en el último año 8.282 bautizos, 7.842 primeras comuniones, 3.088 confirmaciones y 1.820 matrimonios.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa