Iglesia en España Última hora

La Iglesia atiende a 800.000 migrantes «en estos momentos»

La red eclesial «Migrantes con Derechos» presentará el documento La Acogida en la Iglesia: una forma de ser y de hacer, que expresa cómo se articula la acogida en la Iglesia. Entre los datos que se ofrecen en el informe, «en estos momentos la acción de la Iglesia en el ámbito de la movilidad humana atiende de forma conjunta a más de 800.000 mil personas al año enfrentando una gran cantidad de retos propiciados por las situaciones de vulnerabilidad e indefensión de las personas migradas y refugiadas que llegan a nuestros servicios».

La presentación tendrá lugar el próximo 24 de septiembre. Intervendrán Fabio Baggio, de la sección de Migrantes y Refugiados del Vaticano, Alberto Ares, director del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones de Comillas y Marifrán Sánchez, directora del Secretariado de la Subcomisión Episcopal de Migraciones y Movilidad Humana, para abordar estos asuntos fundamentales en nuestro quehacer eclesial.

En esta cifra de 800.000 personas se engloban varios tipos de atenciones: proceso de arraigo, apoyo a solicitantes de protección internacional, menores no acompañados, jóvenes en transición a la mayoría de edad, personas dependientes, mujeres en contexto de prostitución o trata, o con cargas familiares, y asentamientos chabolistas.

Los principios de acogida

Existen cuatro principios de inspiración teológica-bíblica que enriquecen y orientan la acción de la Red Migrantes con Derechos en la acogida a personas migrantes y refugiadas:

  1. Los Últimos y los No Atendidos. Las organizaciones de Iglesia tienen en cuenta a las personas excluidas por la sociedad, a los últimos, lo que exige una alta implicación y una intervención individualizada. Desde la misericordia como fuente cristiana inspiradora, el amor y la compasión se revelan esenciales para apostar por la dignidad y el valor humano de las personas migrantes, que son las últimas y las no atendidas.
  2. Fraternidad. La humanidad es una familia de la que las personas migrantes forman parte. El Papa Francisco hace un llamado para construir una red de solidaridad con nuestros hermanos y hermanas que huyen de la guerra y la miseria. El Encuentro es la clave evangélica que se traduce en la voluntad de acompañar con cercanía y compromiso a las personas migrantes desde la igualdad y la participación.
  3. Justicia. Desde Migrantes Con Derechos consideramos la acogida como una acción de Justicia que constituye nuestra misión al servicio del Evangelio. La justicia nos impulsa a anunciar la palabra de Dios que es esperanza y acción; es el punto de partida y el paso ineludible sobre el que construir la acogida.
  4. Comunidad. Cualquier acción de acogida parte de la implicación comunitaria. Por eso, lo comunitario es un aspecto distintivo de nuestra acción social que aspira a construir un nosotros colectivo: la gran familia humana.  «Y todos eran uno»: las palabras de Jesús fueron entendidas por las primeras comunidades cristianas como una llamada a la unidad, al cuidado y a la convivencia.

Print Friendly, PDF & Email